El portavoz parlamentario de ERC demostró en la cadena verde de Atresmedia que se le da de maravilla protagonizar los titulares y los momentazos televisivos, aunque no siempre sale airoso

Este guardia civil deja en ridículo al patoso Rufián delante de Ana Pastor e incendia La Sexta

Cuando se enfrenta a la realidad, no tiene un pase.

Benito Martínez es un guardia civil en la reserva de Tarancón, Cuenca, que este 6 de octubre de 2019 recordó a Gabriel Rufián, en El Objetivo de La Sexta, que el bocazas de ERC calificó de «energúmenos a las personas que violentamente agredieron a una periodista en una manifestación».

«¿Qué adjetivo calificativo utilizaría usted para aquellos que alientan el odio de niños a hijos de guardias civiles en Cataluña?»

Eso le preguntó, dejándolo helado, según recoge esdiario.

Antes de que el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados respondiera, Benito Martínez, le pidió «de padre a padre»que también le contestara si él «está haciendo todo lo posible para que eso se erradique completamente en Cataluña».

Rufián contó que él se crió en «el fondo de Santa Coloma, en un barrio humilde» y que recuerda que no escuchó «nada que tenía que ver con el catalanismo hasta entre 17 y 19 años».

«Yo no tenía ni idea de a lo que se dedicaban los padres de mis compañeros. Con eso no quiere decir que ahora sí importe, pero en casos como el de San Andrés de la Barca algo ha habido que ninguna de las dos partes ha hecho bien».

Intentaba el indepe tirar balones fuera: «Ahora mismo los incendiarios son otros, no nosotros».

Tras escuchar las declaraciones de Rufián, en las que ha asegurado entender la postura de Benito Martínez y estar de acuerdo con él, el guardia civil en la reserva le lanzó un mensaje demoledor:

«Simplemente le deseo que jamás sienta lo que es que le venga un hijo llorando».

Lo que no se puede negar es que Gabriel Rufián, a pesar de lo patoso y bocachancla que puede ser, tiene cierto tirón mediático.

Este domingo El Objetivo de Ana Pastor con el portavoz de ERC como invitado estelar y central de la última entrega del formato político subió casi tres puntos de cuota con respecto a la semana pasada: un 7.1% y 1.152.000 espectadores frente al 4.9% y 780.000 de hace siete días.

No solo eso, sino que Rufián cosechó los mejores datos del programa desde que comenzó la nueva temporada hace un mes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído