La colaboradora ha explicado por qué le ha parecido "bochornoso el lugar que se le ha dado" a la familia del dictador

La opinión de María Patiño sobre la exhumación de Franco: «Se me ha revuelto todo»

Cada uno con su forma de ver las cosas; hasta la prensa del corazón opina ya sobre temas histórico-políticos. Todo el mundo ha tenido su propia opinión sobre la exhumación del dictador Francisco Franco, pero pocas se han vuelto tan virales como la que ha mostrado María Patiño: contundente, directa y sin concesiones, según recoge el autor original de este artículo A. Rondán en 20minutos y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Cómo habrán sido las palabras de la colaboradora de Telecinco que Twitter se ha unido para hacer del clip en el que habla sobre la salida del féretro por parte de los familiares del líder franquista todo un fenómeno.

Patiño no comprende que se les haya dejado a ellos, su descendencia, mover el cadáver con exaltaciones al franquismo en el Valle de los Caídos (algo ilegal de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica) y así se lo hizo saber, con muchísima templanza, a sus compañeros de plató.

En las redes sociales, su testimonio ha hecho que en apenas unas horas el tuit en el que se reproducía, que incluye el hashtag #PatiñoPresidenta, tenga casi 13.200 megusta.

«Me ha parecido bochornoso el lugar que se le ha dado a la familia de Franco. Hoy no se iba el abuelo, se iba un dictador», comienza diciendo la tertuliana mientras se reproducían las ya célebres imágenes.

Patiño critica las concesiones del gobierno con los familiares del militar golpista, de quienes también dice que «viven de un patrimonio cuyo origen viene de un dictador». «No lo entiendo», sentencia.

«Me ha afectado», comenta antes de agradecer, por su edad, el no haber vivido la dictadura. «Viendo las imágenes se me ha revuelto todo, porque he visto una solemnidad y una sensación de orgullo por parte de los familiares que se han olvidado de que ahí no estaba ni el abuelo ni el padre», argumenta antes de dar la puntilla final a su discurso.

«Ahí estaba un dictador que ha matado a muchísima gente», clamaba, antes de reiterar que no le han gustado «nada» las concesiones del Gobierno a la familia Franco y admitir que «le ha costado la vida» decir esas palabras y arrancar los aplausos del público.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído