PROPAGANDA POLÍTICA

Guaidó en España: Los apuros de Ferreras para explicar su apagón informativo con el drama de Venezuela

 

Pin parental, pin parental, Vox, la ultraderecha, corruptos del PP, subida del salario mínimo, pin parental, dignificación salarial, Gobierno progresista, y más pin parental: son los temas que dominaron esta semana del 20 al 24 de enero de 2020 en el programa ‘Al Rojo Vivo’ que presenta Antonio García Ferreras.

Parece que detrás de las cámaras en el plató del programa había un cartel enorme que decía «prohibido hablar de Venezuela».

Pero ha sido el 24 de enero de 2020 cuando el director de ‘La Sexta’ admitió la razón por la cual en su programa no manda la actualidad (ni el periodismo), sino la conveniencia y la fidelidad a la izquierda española.

Como si se tratara de un tertuliano más, el leonés afirmó que «En España el asunto de Venezuela interesa en función o no de quien gobierne, y cuando surge Podemos, llevamos meses sin hablar de Venezuela, me parece interesante preguntarle a Pedro Sánchez o a Ábalos por qué en 2019 reconoció a Guaidó y hoy no quiere reunirse, pero se coloca a Venezuela en el centro del escenario y no porque se preocupen del problema de los venezolanos”.

Y luego continuó intentando afirmar que en España se habla de Venezuela desde que Sánchez llegó al poder tras la moción de censura o cuando se veía venir el pacto con Podemos, «El sufrimiento del pueblo venezolano es desde hace tres meses, hace seis, hace nueve y hace diez, y aquí se habla cuando se habla, para golpear el Gobierno de turno o para golpear a Podemos», destacó García Ferreras para explicar por qué en su programa y en la cadena que dirige solo se habla de temas que afecten a la «malísima derecha».

Nada más lejos de la realidad, la formación morada se creó con Chávez en el argumentario, pero también en las finanzas de sus fundadores tras sus viajes por Suramérica, y con ellos pactó Pedro Sánchez.

Pero está claro que, si la crisis de Venezuela y sus más de 5 millones de emigrantes representan una evidencia empírica que deja mal parada a la izquierda cómplice y al comunismo, también es incómoda para los medios y periodistas que tienen sus intereses en la defensa ideológica y no en los derechos humanos.

Y así lo demostró Ferreras, que se las vio negras para inventarse excusas o explicaciones ante la metedura de pata de Pedro Sánchez y de su ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

«Guaidó, sabes que para parte de la oposición tampoco representa a la oposición, que el asunto de Venezuela es muchísimo más complejo» dijo descaradamente refiriéndose a los diputados comprados por el régimen en la llamada ‘Operación Alacrán’, pero además añadió, «como dice Zapatero, ¿Qué no hay hombres de la administración de Donald Trump reuniéndose con el Gobierno de Maduro?», y fue así como el malo Trump se convirtió en su referencia.

Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído