LA AUDIENCIA NO PERDONA LA TENTATIVA DE DOBLETE

¡Escándalo! La gubernamental TVE vuelve a premiar la hipocresía de sus lacayos Bardem colocando a otra componente de la familia en ‘Masterchef’

"Primero, la serie para reírse de nuestros muertos, y ahora otro miembro de la familia en este programa"

¡Escándalo! La gubernamental TVE vuelve a premiar la hipocresía de sus lacayos Bardem colocando a otra componente de la familia en 'Masterchef'

La nueva temporada MasterChef ha retornado a la pequeña pantalla para amenizar el confinamiento por la crisis del coronavirus, y lo ha hecho con una espontánea e inesperada extrañeza: el debut de Mónica Bardem en las cocinas más insignes de la televisión estatal. La hija de Pilar Bardem y hermana de Javier Bardem y Carlos Bardem ha protagonizado la primera entrega de la octava parte del reality gastronómico y, pese a que ha sido desterrada con suma premura (fue la primera expulsada), su mera presencia ha shockeado a la audiencia.

El impacto colectivo ha sido extraordinario, y no solo porque esta no era una ‘tirada’ de rostros conocidos, sino también por la reciente ‘recompensa’ que el canal ha propinado a su hermano Carlos, que, pese a su evidente carencia de talento interpretativo, fue colocado en ‘Diarios de la cuarentena’, una sitcom semanal de 30 minutos de duración que pretende mostrar «cómo es la convivencia llevada al límite y un reflejo realista e íntimo de lo que ocurre en nuestras casas» durante el confinamiento, «pequeñas anécdotas que surgen en los hogares de varios protagonistas y de una situación de partida: estar encerrados en casa», según revela RTVE en su nota informativa.

Si aquel anuncio, que data de diez días atrás, incomodó y precipitó la agitación masiva de los internautas, ahora la desazón es absoluta. El servicio público de comunicación en España ha introducido con calzador a la tercera en discordia que, pese a que hasta ahora había «sido tabernera» (cuyo local cerró y despidió a 11 trabajadores), se ha animado a hacer lo propio de su ‘clan’ (que, según cree, es «una familia muy querida en este país») y el primer perjudicado no es otro que el mismo formato que conducen Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez, cuya credibilidad se ha achicado.

Muchos usuarios ya tildan esta tentativa de doblete de «dedazo» y prometen que «no volveré a ver este programa», puesto que «huele» que fomenten la «vergüenza de esta familia» y el «clientelismo sectario», así como que se continúe «desviando dinero público a la mafia Bardem».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído