APAGÓN MEDIÁTICO EN LAS SUBVENCIONADAS TELEVISIONES

El Quilombo / Las estrellas de Antena 3 rinden homenaje a Sánchez leyendo ‘El Quijote’ en pleno repunte de muertos por coronavirus

En plena catástrofe humanitaria, reina la ausencia de cualquier señal de duelo

La tragedia del coronavirus ha pasado ha vuelto a pasar absultamente desapercibida para nuestras televisiones norcoreanas, que han preferido poner el foco en la celebración de Sant Jordi.

Les daba más pena ver librerías cerradas que la muerte de centenares de personas. No les duelen los muertos —repunte de 440 en un solo día— sino no poder hacer su agosto vendiendo libros.

El silencio y desprecio a las víctimas ya forma parte de la normalidad de las parrillas televisivas españolas. Este 23 de abril de 2020 ‘Espejo Público’ abrió con las estrellas de Antena 3 leyendo ‘El Quijote’. Cosas veredes, amigo Sancho, que faran fablar las piedras.

En plena catástrofe humanitaria, reina la ausencia de cualquier señal de duelo en sintonía con la indiferencia del Gobierno al drama de una sociedad que sufre en silencio.

En Mediaset programas que súbitamente se habían convertido en críticos con el Gobierno como el de Risto Mejide el 23 de abril de 2020 aparcaron a los muertos para darle voz a soporíferos escritores.

Es la respuesta de una sociedad infantil, aborregada y boba que agota su cuota de respeto con las lágrimas de Margarita Robles en el Palacio de Hielo de Madrid. Eso sí, las imágenes de los ataúdes les parece repugnante.

De esta saldremos todos y que unidos podremos vencer a la pandemia dicen los cursis balconeros inmunes al dolor y al decoro.

Es propio de sociedades enfermas como la vasca. En la cadena pública EITB han comparado la ceremonia de clausura de la morgue de esta pista de patinaje con un partido de la selección española de hockey sobre hielo.

Sucedió en el programa ‘En Jake’ que presenta Xabier Lapitz, coleguita de Arnaldo Otegui. «Conocen bien el paño y el tejido de las emociones –soporte sentimental de su proyecto, cimentado en el odio– y actúan como un test rápido para detectar cualquier expresión de patriotismo», dice ABC.

Las terminales mediáticas prefieren vender optimismo al ritmo del ‘cantamañanas’ de Fernando Simón cuando dice que «la epidemia va mejor de lo que pensábamos. Sabíamos que íbamos a tener un incremento, pero ha sido mucho menor de lo esperado», ha dicho con su habitual cinismo.

Suele ocurrir en las peores dictaduras, que tratan a los ciudadanos como niños, como el sátrapa chavista Pablo Iglesias que se viste de Zara, como Hugo Chávez antes de instalar el socialismo en Venezuela.

En Argentina, en plena guerra de Malvinas, los medios de comunicación serviles a la dictadura militar (Clarín por ejemplo) engañaban a la gente diciendo que el país estaba ganando la guerra. ‘Estamos ganando’, decían. Los argentinos se lo creyeron. Aquí nos dicen que «la epidemia va mejor de lo que pensábamos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído