La administradora única y cada vez menos provisional de la televisión pública vuelve a darle la espalda a las víctimas españolas por el coronavirus

Mateo cava un poco más su tumba profesional: RTVE emite el funeral de George Floyd mientras esconde a los más de 40.000 muertos en España por el Covid-19

Twitter es un clamor contra la rectora de RTVE por el sectarismo al que ha sometido a un medio pagado por todos los contribuyentes

Mateo cava un poco más su tumba profesional: RTVE emite el funeral de George Floyd mientras esconde a los más de 40.000 muertos en España por el Covid-19
Rosa María Mateo usando RTVE para las causas que con fino olfato elige la izquierda como la muerte de George Floyd.

España, decenas de miles de muertos por el coronavirus, y no merecen la atención de RTVE.

Minneapolis (Estados Unidos), muerte del afroamericano George Floyd, y la plataforma mediática de Rosa María Mateo corre rauda y veloz a cubrir, aunque sea en streaming, su funeral.

Cierto es que cada vez cava más su tumba profesional la administradora única y cada vez menos provisional de la Radiotelevisión Española a la que, en un brillante y acertado lapsus, autodefinió como «Televisión Espantosa».

Nadie ha entendido la decisión de RTVE de darle bombo y platillo a las exequias fúnebres por George Floyd mientras en España se han producido decenas de miles de fallecidos por el Covid-19 y siempre que le ha sido posible ha tratado de minimizar las cifras y ocultar la dramática situación que se generaba en esas semanas de marzo y las primeras de abril de 2020.

Porque, no nos engañemos, en TVE ha habido una consigna clara, no ahondar en los muertos por coronavirus y, si bien es cierto que al final las cifras no se pueden tapar, sí que es un ejercicio de hábil manipulación evitar que al espectador le lleguen imágenes crudas.

Y si no que se lo digan al defenestrado presentador de ‘Los Desayunos de TVE’, Xabier Fortes, al que le quedan dos cafés antes de volver al Canal 24 Horas, quien ocultó perfectamente la imagen de portada que llevaba El Mundo cuando sacó la imagen descarnada de los ataúdes dispuestos como cajas de almacén en el Palacio de Hielo, un centro comercial en el Noreste de Madrid.

Por eso no es de extrañar el recital de palos que se llevó Rosa María Mateo después de que pusiese RTVE al servicio de una causa concreta, la de George Floyd, curiosamente muy jaleada por la izquierda, a la par que se siguen evitando en España las estampas de familias rotas por la pérdida de vidas a consecuencia del coronavirus.

Las reacciones no se hicieron esperar, y además con toda la razón del mundo:

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído