OTRA SOFLAMA ANTITAURINA EN 'SÁLVAME' (TELECINCO)

Belén Esteban rebaja la euforia de ‘Kim Jong’ Vázquez tras ponerse una mascarilla ofensiva y denigratoria hacia la tauromaquia

El presentador quiere prohibir un espectáculo a la par que vive de rellenar horas y horas su programa con los escarceos amorosos de algunos de sus protagonistas

Belén Esteban rebaja la euforia de 'Kim Jong' Vázquez tras ponerse una mascarilla ofensiva y denigratoria hacia la tauromaquia

Jorge Javier Vázquez sigue haciendo bueno el mote que desde hace tiempo circula por las redes, vinculándole al dictador comunista Kim Jong-un, este jueves 3 de septiembre de 2020.

La ‘estrella’ de Sálvame volvió a creerse que el programa de Telecinco es su cortijo particular y lució una mascarilla que decía ‘Tauromaquia, tortura medieval, vergüenza nacional’.

Afortunadamente, Belén Esteban estaba allí para decirle que, aunque ella no era taurina (estuvo casada con el torero Jesulín de Ubrique), su postura era más respetuosa con todas las sensibilidades y ella no estaba por la labor de prohibir nada.

La ‘performance’ de Jorge Javier

El presentador se siente muy cómodo en su papel de imponer sus ideas a todo el mundo.

Tristemente famoso fue su «este es un programa de rojos y maricones» y sus continuos ataques a formaciones que no son de su cuerda, es decir, las de la derecha. Ahora son los toros el objetivo particular de su cruzada.

En esta ocasión, Vázquez aprovechó que el colaborador Rafa Mora reinterpretó ‘La Macarena’ de Los del Río con un look atrevido de torero para volver a soltar sus soflamas antitaurinas.

«Hoy voy a utilizar esta mascarilla, y viene muy a cuento porque Rafa ha venido vestido de torero. Pone ‘tauromaquia, tortura medieval, vergüenza nacional’, y nada me la han enviado y yo me la he puesto»

Belén Esteban le para los pies y Vázquez estalla

Vázquez tiene muy bien merecido el apodo de ‘Kim Jung’ porque le sienta fatal que alguien contradiga sus opiniones.

Su enemiga Esteban no tuvo reparos, una vez finalizado este numerito, de decirle a la cara que no estaba de acuerdo, algo que al presentador le sienta fatal. «A ver si a todos nos van a tener que gustar los toros», reaccionó el presentador, cuando nadie de los presentes había dicho eso. Es la diferencia entre denigrar un espectáculo legal y cultural o simplemente no ir a las plazas porque no te gustan.

Esteban no se calló: «Tú dices eso muy bien, hablas de maltrato animal. Yo creo que el mundo del toro no hay que quitarlo».

Vázquez seguía erre que erre agarrado a sus postulados: «Pero la gente puede discrepar«. Sí Jorge, y en tu programa también. «Pero ha llegado el momento de preguntar a la gente si quieren que haya toros en España o no«.

En Quito ya no hay toros y ahora es el sitio del reggeaton, es el reggeatonódromo

Esteban se rindió: «Este año ya no quiero discrepar más contigo, cariño».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído