La celebración del madridista que desató las risas en El Chiringuito

El baile épico de Roncero para restregar su felicidad en la cara de Soria

"El Madrid, cuando lo das por muerto se levanta, Di Stéfano lo dijo: 'el que da al Madrid por muerto no lo conoce'", dijo Tomás Roncero.

El baile épico de Roncero para restregar su felicidad en la cara de Soria

Tomás Roncero se dio banquete en ‘El Chiringuito’. El periodista de AS celebró por todo lo alto la victoria del Real Madrid sobre el FC Barcelona (1-3).

«El que es culé de verdad se pregunta qué está pasando aquí», comenzaba en su análisis el tertuliano del programa de Mega TV, criticando la decisión de Ronald Koeman de quejarse del VAR sin hablar de las fallas del Barça en su propio campo.

«En el Camp Nou no le pitaban un penalti en Liga desde hace 13 años señores, Cristiano, el más grande, se ha ido sin que le piten al Madrid un penalti a favor, preguntarle a Mascherano que sabe mucho de eso», comentaba Roncero como respuesta a los lamentos de la bancada del Barça en el programa.

«Los madridistas se duermen arriba, pero el Barça está a tres puntos del descenso hoy, si hablamos del VAR y de los penaltis nos olvidamos, el Barça de Messi está a tres puntos del descenso hoy y el Madrid a la cabeza de la tabla, por eso agradezco al Lobo Carrasco (que prefirió hablar de las problemas del club y no de los árbitros) que está preocupado», argumentó.

Baile, cánticos y gritos de Roncero

Tras responder a las justificaciones de los tertulianos que que se refugiaban en supuestos errores arbitrales, Tomás Roncero pasó a la celebración, y resaltó el error en el que habían incurrido sus compañeros en la previa del clásico de la LaLiga.

«El Madrid, cuando lo das por muerto se levanta, pero se levanta con un puñetazo sobre la mesa. Di Stéfano lo dijo: ‘el que da al Madrid por muerto no lo conoce'», explicaba el madridista.

En ese momento, Josep Pedrerol anunciaba la fiesta que se venía: «No estaba muerto».

Allí comenzaron las palmadas de Roncero, que en pocos segundos ya estaba de pie con un nuevo baile, descoordinado pero lleno de felicidad, y lo expresaba con las palabras que dirigía a Cristóbal Soria.

«No estaba muerto estaba de parranda, ¡vaaamos a bailar!, vamos Soria, tu puedes, ¡ay que alegría!, baberazo gordo, ay que alegría dios mío, que felicidad»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído