ALEJANDRA MATAMOROS DA UN MÁSTER DE DEMAGOGIA EN 'CUATRO AL DÍA'

Un inspector policial frena en seco a la inepta abogada de Pablo Hasel: «No le permito que insulte a mis compañeros»

"No le voy a permitir que siga insultando a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que bastante están pasando ya por su culpa y la de su cliente, y no va a venir usted a darnos lecciones de democracia y a decir que la policía tortura en las comisarías"

Un inspector policial frena en seco a la inepta abogada de Pablo Hasel: "No le permito que insulte a mis compañeros"

La abogada de Pablo Hasel es una sujeta a la ‘altura’ de su representado.

Una tal Alejandra Matamoros se quejaba ante los medios que a su cliente, preso en la cárcel de Ponents, en Lérida, no se le había asignado una celda para él solo tal y como habían solicitado en su condición de «preso político».

A su vez, Matamoros aseguraba que Hasel no iba a colaborar en las tareas obligatorias de limpieza de la prisión, porque él lo de trabajar no lo trabaja, valga la redundancia, y que ni ella ni Pablo condenaban las protestas que llevan días arrasando las principales ciudades españolas.

Un inspector policial: «No va a venir a darnos lecciones de democracia»

Posteriormente, Matamoros se pasó por ‘Cuatro al día‘, el programa de Joaquín Prat, donde el inspector de policía José María Benito le aclaró algunos conceptos.

«Si no me dejan terminar, me marcho del programa», amenazaba la abogada cuando el propio Benito, el presentador Prat o el tertuliano Israel García-Juez le rebatían o ponían en evidencia su sectarismo e incultura. «Usted tiene aprendido un mensaje y lo va colocando allá donde va», le reprochaba el policía.

«No le voy a permitir que siga insultando a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que bastante están pasando ya por su culpa y la de su cliente, y no va a venir usted a darnos lecciones de democracia y a decir que la policía tortura en las comisarías», le ha dicho el inspector de policía, en defensa de sus compañeros.

«¿España nunca ha sido condenada por torturas?», se repetía Matamoros. «¿Nunca ha sido condenada por Estrasburgo por no condenar la tortura, seguro?», repetía hasta la saciedad. Benito la mandó a paseo: «Usted es que vive en otro mundo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído