LA AUDIENCIA ESCUCHA PERFECTAMENTE COMO ORDENA UNOS PAPELES Y PREGUNTA ALGO AL OPERADOR DE CÁMARA MIENTRAS SE EMITÍA UNA PIEZA SOBRE EL MÚSICO COQUE MALLA

Un micrófono abierto le juega una mala pasada a Ana Blanco (TVE)

Otros presentadores de la televisión pública como Lorenzo Milá, Carlos Franganillo o Matías Prats han sufrido en sus carnes los fallos del directo

Un micrófono abierto le juega una mala pasada a Ana Blanco (TVE)

Es lo que tiene el directo.

La radio y la televisión obliga a los profesionales que se ponen delante del micrófono y de la cámara a estar en todo momento alerta.

Ya sea un presentador bisoño o todo un veterano, nadie está libre de cometer una pifia, aunque sea de manera involuntaria.

Y si no que se lo digan a Ana Blanco.

La histórica presentadora del Telediario de TVE no fue consciente de que mientras se emitía una crónica musical, un micrófono se había quedado abierto.

Los telespectadores pudieron escuchar con nitidez no solo el ruido de los papeles que la periodista ordenaba en su mesa, sino la pregunta que realizaba a los responsables de las cámaras sobre hacia qué lado tendría que mirar una vez finalizada la pieza.

¿Dónde me pongo? Que ya no sé por dónde me da el aire a estas alturas?

OTRAS PIFIAS NOTABLES EN TVE

Fíjense si los más curtidos ante la pantalla han metido a veces la gamba creyendo que no les escuchaban que hasta un maestro como Matías Prats perdía en junio de 1998 los nervios.

El hoy presentador de las noticias de fin de semana en Antena 3 se desesperó hasta la extenuación porque no salía una conexión con Michel durante los especiales por el Mundial de Francia.

Se hizo famoso su ¿pero esto qué es?

Por supuesto, tampoco hay que olvidar en esta relación a Beatriz Pérez Aranda, veterana en TVE y una experta en cometer los disparates más alocados cuando nadie la ve en pantalla. Nunca mejor dicho, la periodista va como un ‘pepino’ cuando cree que nadie la ve:

O miren lo que le sucedió a Lorenzo Milá en sus tiempos mozo de presentador del Telediario. Cuando pensó que la crónica iba a durar más, se dedicó a colocarse y recolocarse la camisa por dentro del pantalón. Por desgracia para él, la pieza fue más corta (o él se demoró más de lo previsto) y acabó retratado:

Tampoco le pasó por alto al personal de las redes sociales un gesto de Carlos Franganillo. Seguramente por un error de la cámara, nada más acabar la entrevista que le hacía a Pablo Iglesias, saltaba el sumario. Alguien intentó solventar la pifia, pero el resultado fue casi peor puesto que enchufaron al presentador con una cara de desesperación tremenda:

Te puede interesar

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído