JOSÉ MARÍA OLMO CUENTA EN TELECINCO QUE EL MINISTRO NO QUISO ESPERAR

«Es muy grave, Marlaska pidió entrar en televisión para contar lo de la navaja en directo»

"No se había publicado todavía, y cuando se produce en esa televisión, casualidad, la noticia del hallazgo de la navaja, él la comenta en directo. Y acto seguido es cuando la Policía va a El Escorial y descubre quién la envió"

"Es muy grave, Marlaska pidió entrar en televisión para contar lo de la navaja en directo"

Fernando Grande-Marlaska ha perdido el poco crédito que le quedaba en la presente campaña electoral en Madrid.

El ministro del Interior, muy señalado durante la legislatura presente, ha terminado por dibujar un personaje dantesco con el afán de arañar algún voto para Ángel Gabilondo.

Con ya muchos problemas a su espalda, todavía intenta Marlaska buscarse alguno más. Contó el periodista José María Olmo (El Confidencial), en El Programa de Ana Rosa de este miércoles 28 de abril de 2021, que el titular de Interior utilizó a sabiendas la navaja que un señor con esquizofrenia envió a la ministra Reyes Maroto:

Esto es grave. Cuando el lunes por la mañana llega este envío al ministerio de Industria, el ministro del Interior pide entrar en una televisión para poder comentarlo en directo. Y eso ocurre así. No se había publicado todavía, y cuando se produce en esa televisión, casualidad, la noticia del hallazgo de la navaja, él la comenta en directo. Y acto seguido es cuando la Policía va a El Escorial y descubre quién la envió.

 

¿Podía haber esperado dos o tres horas el ministro del Interior antes de pasarle la nota a Lastra para saber quién había enviado eso? Yo creo que sí. Yo le pido a los gobernantes un poco de prudencia, mesura y distancia. Que están en juego unas elecciones regionales, ¿qué va a ocurrir cuando lleguen las generales?

Pues no esperó el responsable de Interior, también amenazado algunos días antes por un sobre con balas que obviamente también airearon rápidamente. Marlaska llamó a Ferreras y se plantó en el plató de laSexta unos minutos y con prisa («porque tiene un viaje», decía el presentador), con la idea de que surgiera en el programa la noticia de la navaja…

Así sucedió, y así pudo Marlaska meter su cuña de que «se están banalizando los discursos de odio, que son la fuente de los delitos» para llamar a poner «límites» a todo lo que conduzca a la «discriminación y la violencia».

Un meme que corre por Whatsspp, sobre las ‘amenazas’ a Podemos.

Los ‘cadáveres’ de Marlaska en el armario

Por si tuviera poco encima el ministro como para llamar a una televisión para ir a contar lo que a él se le antoja y a toda velocidad, ante de que se sepa la verdad, acumula varios cadáveres en el armario. El principal y el que más le incomoda es el asunto Pérez de los Cobos:

Después de que la Justicia restituyera en su cargo de jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid al coronel Diego Pérez de los Cobos, casi un año después de ser fulminantemente cesado, el ministro del Interior tendría que presentar su dimisión e irse a su casa.

La sentencia es un bofetón con la mano abierta a un ministro al que la Justicia acusa de cesar de forma ilegal al coronel y de pretender burlar una decisión judicial. Dado que el ministro es juez de carrera, debería saber que lo que hizo fue prevaricar.

El fallo judicial es demoledor:

No podemos concluir más que el motivo de la decisión discrecional de cese era ilegal, en tanto que el cese estuvo motivado por cumplir con lo que la ley y el expreso mandato judicial ordenaban.

Ese párrafo sería suficiente para que Marlaska, en lugar de acercar presos etarras hacia el País Vasco -el último, el sanguinario Txapote, asesino de Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordóñez y Fernando Buesa-, abandonara el Ministerio.

Recuerda el diario El País, que en su libro autobiográfico Ni pena ni miedo (Ariel), Grande-Marlaska reconocía que el orgullo es uno de sus peores defectos: «Con facilidad me siento herido, no doy fácilmente mi brazo a torcer».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído