Lo sabes, poesía

José Pómez

El mar y tus pupilas y el monte de tu nombre

El mar y tus pupilas y el monte de tu nombre
cuando la vida empieza de nuevo se dilatan
los sentidos dormidos entre versos de piedra,
se olvida el sufrimiento y se vuelca uno en el otro
sin dolor ni trabajo los cuadraditos cumplen
padecimiento y canto si nada tengo escrito.

Se duda y se promulga que faltó inspiración
cuando en verdad sonora la torre de las luces
y el baile de las letras abarrotan la entrada,
como choco en tintero trabaja todo poeta
para parar el tiempo y palabra en tus labios
que componer la vida es en extremo preciso.

Ya que ni triunfa en bote ni en escalada asciende
es el medio y el día de levantar estrofa
para dormir los males excesivos del cuento
que en un desierto calmo a esas plantas sedientas
y aún no sé qué distancia hay de París a Granada
para ver olivares que se hacen esperar.

José Pómez
http://pomez.net

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído