Rajoy quiere un referendum en toda España

Rajoy quiere un referendum en toda España

Daniel Forcada (Periodista Digital).- El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy ha anunciado esta mañana la estrategia que su partido va a seguir a partir de ahora en su rechazo al Estatuto catalán. Una táctica que pasa por promover una proposición de ley de iniciativa popular para instar al Gobierno a que su reforma estatutaria sea sometida a referéndum en toda España y no solo en Cataluña. “Afecta al conjunto de los españoles y todos tienen derecho a opinar. Quiero conseguir varios millones de firmas de españoles que quieren opinar sobre su país”, ha dicho Rajoy.

La iniciativa legislativa popular está prevista en la Constitución y regulada en una ley orgánica de 1984, que exige que estén avaladas por la firma de, al menos, medio millón de electores. Pero en este caso, es el Gobierno quien tiene la potestad para convocar un referéndum y la iniciativa popular sólo podría instar al Gobierno a realizarla.

Pero esta propuesta forma parte de un conjunto mayor de medidas que demandan los populares y con las que intentarán que el texto “vuelva al Estatuto del 79”. Entre ellas, el PP planteará reformar la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional para recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad. El objetivo, como ha explicado el presidente popular, es evitar que el Tribunal diga que el Estatuto es inconstitucional una vez haya sido aprobado ya en referéndum: “Lo razonable es saber si lo que se va a someter a consulta es o no es constitucional”.

Rajoy ha hecho estas declaraciones en una conferencia que ha ofrecido en el Fórum Nueva Economía en presencia de otros dirigentes del partido como Eduardo Zaplana, Ángel Acebes, Esperanza Aguirre o Josep Piqué, de quien el presidente popular ha dicho que tiene su “pleno apoyo” y que “seguirá siendo el líder del PP catalán mientras los ciudadanos quieran”. Y ha explicado que su partido va a participar a partir de ahora en todos los debates que se celebren al respecto en el Congreso para presentar una batería de enmiendas con las que quiere defender que la soberanía corresponde al conjunto del pueblo español, que el estatuto respete la Constitución o si no, que sea tramitado como una reforma constitucional, se respete la igualdad de todos los ciudadanos y que se garantice la libertad de los ciudadanos frente a los poderes públicos. Sobre esto último, Rajoy ha dicho que “no solo se trata de un estatuto nacionalista, es la norma más intervencionista de la Unión Europea”.

Y si Zapatero explicaba la semana pasada en un colegio de Jaén qué entiende por nación, “un conjunto de personas unidas por un vínculo y una historia común que quieren vivir de forma unida”, hoy ha sido Rajoy el que ha aportado su propia definición: “un conjunto de personas que tienen los mismos derechos y deberes”. Y se ha apoyado en su terminología para criticar de nuevo las obligaciones que el texto impone a los ciudadanos catalanes, especialmente en materia lingüística. “¿Conocen algún país del mundo en el que una persona no pueda estudiar en su propia lengua? Ni en el Franquismo sucedía”, ha criticado Rajoy.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído