Mercedes Gallizo: «ETA no contó nada con los presos en el proceso»

(Agencias / PD).- La directora general de Instituciones Penitenciarias considera que ETAha contado muy poco, por no decir nada”, con sus presos durante el proceso de diálogo abierto con el Gobierno. Mercedes Gallizo asegura que la banda «es una pequeña secta alejada totalmente de la realidad.» Y, ¿si es «una pequeña secta» por qué todo un Gobierno de España se sienta tú a tú a negociar con ella?

“Aunque se haga muchísima demagogia sobre los presos y el interés que tiene la banda y ese mundo en su situación, yo creo que ese interés es mínimo y que la dirección de ETA y sus planteamientos consideran absolutamente secundario, por no decir casi irrelevante, lo que le pase a las personas que están cumpliendo condena”.

La responsable de las prisiones argumenta que los presos han resultado algo “insignificante” dentro de las exigencias de ETA durante el ‘proceso’, según lo que los propios terroristas “han contado” a través del diario ‘Gara’ y que constituye una versión que Mercedes Gallizo pone, en todo caso, “entre paréntesis”.

Apoyo a la banda

La directora de Instituciones Penitenciarias reconoce que el Gobierno, a través de su departamento, se interesó en conocer la posición de los presos de ETA cuando la banda decidió abrir un periodo de alto el fuego, una vez que la banda tiene a la mayor parte de sus integrantes entre rejas.

El resultado fue que los presos apoyaban unánimemente la iniciativa de la banda. En contra de ese apoyo unánime al declararse el alto el fuego permanente aparece “una situación de desconcierto” en el colectivo tras el atentado del 30 de diciembre de 2006, según reveló Gallizo.

En estos momentos, continúa, “hay pesimismo y posiciones críticas y de rechazo de mucha gente que no entiende cuál es la lógica con la que actúa la dirección de la banda, pero estas posiciones no son, desde luego, muy escuchadas en el exterior”.

“Lo que pasa es que estas personas, en la medida en que sigan perteneciendo a la banda, es complicado que expresen esas posiciones de forma abierta. Quizá deberían de ser más valientes en ese terreno, porque no sirve de nada el que expresen esta posición y luego no actúen en consecuencia”.

Gallizo veía “un proceso de debilitamiento evidente” de la banda gracias a la acción policial, pero al tiempo detectó un proceso de “grapización” en el sentido de que es una banda “que ya no es una banda que tenga que ver nada con la política, sino que es una pequeña secta alejada totalmente de la realidad”.

La actual dirección de ETA, añadió Mercedes Gallizo, “no tiene a muchos, no ya históricos, ni siquiera a políticos en su estructura, sino que es otro tipo de gente que está más en una dinámica marginal y totalmente fuera de la realidad”.

Aún así, la directora de Instituciones Penitenciarias detectó una “evolución muy positiva” en la sociedad vasca.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído