Zapatero ya no es el «mejor amigo» de Hugo Chávez

Zapatero ya no es el "mejor amigo" de Hugo Chávez

(Agencias / PD).- Han estado a partir un piñón. Zapatero ha apoyado en todo a Hugo Chávez, para desesperación de los exiliados venezolanos. Ni siquiera el cierre de la RCTV fue motivo para separarse del amigo de Caracas. Pero llegan las elecciones y sus gurús han llegado a la conclusión de que la amistad con el Gorila Rojo no da buena impresión al electorado. Y Zapatero se ha asustado…

La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, ha sido la encargado de expresar la preocupación del Gobierno de Zapatero por la «deriva autoritaria» del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en especial en su política hacia los medios de comunicación, aunque defendió el diálogo con este régimen desde el «respeto crítico«.

Valenciano, en una entrevista con EFE, opinó que el Gobierno de Chávez se ha convertido en «el eje del mal para muchos en Iberoamérica» e, incluso, para una parte de la clase política que estaba en su mayoría parlamentaria.

La dirigente del PSOE manifestó la inquietud por la «irrupción de forma tan clara» del régimen bolivariano en los medios de comunicación, «regulando espacios que en muchos casos son propaganda pura y dura del régimen«.

En este punto, se refirió al caso de Radio Caracas Televisión (RCTV) Internacional y a la importancia de que el Tribunal Supremo venezolano tome una decisión definitiva sobre las emisiones del canal para saber si el Ejecutivo actuó acorde o no a la ley.

Valenciano, no obstante, recordó que Chávez fue elegido democráticamente, razón por la que, según ella, España debe mantener la atención hacia este país. «El Gobierno venezolano, entre las muchas cosas mal que hace, hace algunas otras cosas bastante bien, por lo que hay que atender con rigor a ambas cosas«, comentó.

«La democracia«, prosiguió, «debe ser plural, los medios de comunicación tiene que ser respetados y los tribunales y el Estado de Derecho deben operar, y desde esa posición, conversamos con el Gobierno venezolano para tratar de influir desde el respeto crítico«.

Hizo extensiva la actitud hacia Venezuela al resto de Iberoamérica y abogó por fortalecer las «estructuras democráticas» y el diálogo con aquellos regímenes que «están dispuestos a una democracia plural frente a otros que parecen tener una preferencia por una democracia mucho más vigilada«.

Opinó que la revisión de contratos de compañías españolas en países como Argentina, Ecuador y Bolivia ha dado pie a una «nueva etapa» en la relación de España con Latinoamérica. En este nuevo escenario, añadió la secretaria de Política Internacional, es necesario establecer una «relación más fluida» entre las empresas españolas y los Gobiernos de esta región.

No consideró que la renegociación de contratos sea un problema de gran relevancia, «sino más de ajuste, de engrase, de establecer marcos de relación más claros y transparentes«. Subrayó la conveniencia de que el Ejecutivo español sirva de intermediador para que las empresas puedan «operar con seguridad» y al mismo tiempo, cumplir con las «exigencias» que se les impone.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído