Bermejo sigue sin hallar pruebas para ilegalizar a ANV

Bermejo sigue sin hallar pruebas para ilegalizar a ANV

(PD).-Fiel a su estilo, Mariano Fernández Bermejo le ha respondido a quienes le acusan de no hacer nada para ilegalizar a ANV. Mantiene una vez más que el Gobierno está detrás de ANV pero que no halla pruebas contundentes, a pesar de que no han condenado ni uno de los últimos atentados de ETA. El ministro de Justicia busca y busca pero no encuentra.

En una entrevista que publica hoy 20 Minutos, Bermejo cree que ANV ha perdido «una ocasión de oro» de demostrar que son un partido dispuesto a hacer política al margen de la violencia.

El atentado por sí solo no determina la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV). De lo que se trata es ver qué hace ANV en relación con este nuevo hecho. Su actitud, de momento y por sí sola, no determina nada, pero no les ayuda.

El portavoz adjunto del PP en la Comisión de Interior del Congreso, Alejandro Ballestero, le pedía la semana pasada a Fernández Bermejo, que ‘en lugar de pedir más mezquitas’ trabaje con más ahínco para conseguir la ilegalización de ANV.

Ahora Bermejo responde el proceso de ilegalización no está en marcha porque para eso se necesita que alguien interponga una demanda. ‘No hemos dejado de hacerlo, estamos continuamente observando este proceso social y político y lo miramos con los ojos que hay que mirarlo, los de la democracia’, insistió

Lo que no ha dejado de estar en marcha es la actividad de los servicios jurídicos del Estado y de la Fiscalía General del Estado en conexión con las Fuerzas de Seguridad. No hemos dejado de estar encima de ANV. La situación a día de hoy es que existen indicios que apuntan a conexiones con el entorno de ETA; en cuanto existan pruebas se traducirán en una demanda. Entonces sí empezará el proceso.

Días después de haber acusado al PP de haber ejercido como ‘altavoz de ETA’ y de ‘haber hecho el juego a los terroristas’ en lugar de apoyar al Gobierno, que ‘durante todo este tiempo, más que solo, ha estado mal acompañado’, no se considera, no obstante, un agitador de izquierdas:

Ellos han decidido presentarme como el horror de la derecha, como si fuera un agitador de izquierdas. No entra en mi praxis andar insultando a la gente; ellos lo han hecho y creo que he estado al nivel de educación que acostumbro. Lo que no pueden pretender es que yo deje de ser yo y de repente sea de derechas como ellos, o que no responda con educación y hasta con humor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído