La estrategia de Génova de centrarse en la economía no da los resultados esperados

La estrategia de Génova de centrarse en la economía no da los resultados esperados

(PD).-Mariano Rajoy aseguró este fin de semana que estará toda la compaña electoral ‘hablando de economía’, mientras que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, está ‘preso de un ataque de nervios; arremete contra todo y todos y está peleando con el mundo’. El PP centra su asalto a la Moncloa a partir de los malos datos económicos que acumula el Gobierno pero las últimas encuestas muestran que esta estrategia está dando un nulo resultado. ¿Estrategia fallida?

¿Hace mella la crisis económica en el Gobierno? Las encuestas no lo reflejan nítidamente hasta ahora. Si Rajoy va a hablar sólo de economía, ¿para que fichó a Manolo Pizarro?

Ignacio Camacho cree que la economía no influye tanto como se cree en el voto de los españoles:

En España este principio nunca se ha acabado de cumplir: Felipe sacaba lustrosas mayorías con un 18 por ciento de desempleo y altísimos impuestos -¡y con los comicios en junio, en plena época de declaración de la renta!-, mientras Aznar perdió la suya por cuestiones enteramente políticas

Consta el precedente de Felipe González en 1993, año en el que, a pesar de tener todos los indicadores económicos en contra y de aparecer como culpable de una crisis que destruyó tres millones de empleos, el PSOE ganó sus cuartas legislativas consecutivas por una diferencia, contra todo pronóstico, de cuatro puntos y 18 escaños.

Sin embargo, como cuenta Federico Castaño en Cinco Días «en esta ocasión las alarmas se han disparado en el Gobierno ante el temor de que la percepción negativa de los ciudadanos ante la crisis sea un factor de desmovilización o bien de que derive una parte significativa del voto indeciso hacia el PP, formación que intenta ganar la batalla de la confianza y la credibilidad con el reciente fichaje del ex presidente de Endesa Manuel Pizarro».

La experiencia demuestra que cuando hay vuelco electoral los comicios no los suele ganar la oposición, sino que los pierde el Gobierno de turno. Dado este axioma, las últimas encuestas muestran que el PSOE no avanza pero tampoco y retrocede y que mantiene ya 3,4 puntos sobre el PP. Camacho cree que Rajoy debería poner nuevamente sobre la mesa los grandes asuntos políticos que Zapatero quiere pasar por alto como el terrorismo, los estatutos, los nacionalismos o la memoria histórica, es decir, su triste balance de estos cuatro años:

El mensaje de que el PP tiene ventaja clara en el debate político, mientras que en el económico la gente no le reconoce el mismo grado de fiabilidad, e incluso se inclina por la izquierda a la hora de gestionar sus inseguridades. Sin embargo, el equipo de Rajoy considera que ya no tiene mucho más que pescar en el caladero de la política y busca el desempate en la zozobra ante las turbulencias financieras. El resultado, de momento, le da la espalda: ni una sola encuesta publicada le otorga ventaja frente a Zapatero. Las distancias se reducen, el desgaste del Gobierno se aprecia, pero el vuelco no aparece.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído