El PSOE agita el mensaje de que piensa más en Aguirre que en Rajoy

El PSOE agita el mensaje de que piensa más en Aguirre que en Rajoy

(PD).- El PSOE celebró este domingo el acto central de su precampaña electoral en el madrileño Palacio de Vistalegre. Los socialistas, que desayunaron leyendo que la propuesta popular tenía más respaldo del que creían, abarrotaron el aforo y comenzaron su fiesta-mitin con una batucada, símbolo del mestizaje, a cargo del grupo de percusión Sarabanda, ya habitual en las campañas socialistas.

Luego, con puntualidad, Zapatero hizo su entrada en escena a las 11.30, vestido de claro y sin corbata. El secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez, rompió las hostilidades y subrayó la crisis abierta en el PP con el affaire Gallardón.

«Los del PP sabe que van a perder y están preparando la sucesión del gafe [en referencia a Mariano Rajoy]». Gómez apunto las disputas entre el alcalde y «Doña Cuaresma», tras lo que opinó: «alguien que no puede gobernar su partido, no puede gobernar el país».

Gallardón y Doña Cuaresma

Gómez criticó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, por querer «engañar a los madrileños», y la ha acusado de utilizar su cargo por «intereses personales», porque «ha querido» dejarlo para «no perder metros en la sucesión».

«Han convertido Madrid en un ring de combate, en un ring de luchas internas», sentenció.

Por todo ello, el socialista madrileño arengó al público con ánimos. «¡Tenemos un aval que es el trabajo bien hecho y un gran líder que es José Luis Rodríguez Zapatero!», espoleó, antes de exigir que los populares pidan perdón por el caso del Severo Ochoa.

Los vices: economía e igualdad

Tras la intervención, el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, trajo la economía al Palacio, después de felicitarse porque el PP haya vuelto a hablar de esta cuestión. El ministro reveló que la economía no se hunde, «un mensaje malo para el PP».

Además, Solbes criticó con dureza a Manuel Pizarro, a quien achacó comprar cerezas (una fruta más propia de otras estaciones) en invierno para «comprobar el estado de la inflacción».

Además, aseguró que «tenemos un presidente que no es rehén de nada» y calificó el programa electoral de un proyecto «serio y coherente».

«Seguimos con la ilusión intacta para hacer política», aseguró. «Con vuestra ayuda, a partir del 9-M» volveremos a La Moncloa, auguró Solbes ante un público entregado.

Por último, indicó que lo que el PP propone es «una España con freno y marcha atrás».

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, centró su discurso en la Ley de Igualdad. «Nadie como el presidente ha defendido tanto a las mujeres en este país, porque cree en ellas», aseguró, tras pedir a las féminas que dejen «muy claro» que no van a renunciar «a lo que nos ha costado tanto tiempo conseguir: Ánimo, que se nos vea, que estamos con quien progresa», recalcó.

De la Vega también bromeó -como Solbes y Gómez- con los problemas internos del PP. «De tanto crispar, ya se han crispado hasta ellos», bromeó, al contraponer las disputas en Génova 13 por ir en la lista al Congreso por Madrid al «lujo de liderazgo» socialista, con Zapatero al frente. «No vale todo en democracia», y el PP «tiene que decir cual es su proceso», señaló, tras asegurar que la política de los populares se centra más en el ataque que en construir una alternativa.

El granero andaluz

El presidente andaluz y candidato socialista en las autonómicas de esta comunidad el 9-M, Manuel Chaves, desgranó los temas claves del PSOE como la investigación con células madres, la ley de Igualdad, el racismo o el SMI.

Con el lema «no es lo mismo», Chaves intentó destacar la diferencia entre la izquierda y la derecha, tras lo que llamó a la concurrencia «a movilizarse para movilizar». «¿Por qué vamos a ganar», se preguntó retóricamente: «Porque España tiene la cabeza bien alta, los deberes hechos y es un país que avanza de forma imparable», aseguró.

Además, aseveró que el PP «no ha sido leal con España» y ha usado de forma partidista temas que afectan a todos los españoles.

«Zapatero ha restaurado el principio de la lealtad institucional entre las autonomías y el gobierno de España», señaló desglosando su idea de la España «plural y diversa, la España del acuerdo». Porque, según Chaves, la justicia y solidaridad con todas las autonomías «es lo que garantiza la unidad de España».

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído