Los sindicalistas, a por Gallardón

Los sindicalistas, a por Gallardón

(Agencias / PD).- Los sindicatos CCOO y UGT interrumpen un acto de apoyo a la candidatura olímpica de Madrid 2016, en el que participó el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz Gallardón, para protestar por la privatización de diez polideportivos madrileños y por el supuesto recorte de un tercio de la plantilla de ordenanzas del municipio.

El acto en el que se presentaba el programa «Madrid juega en verde» para la promoción del deporte y la protección del medio ambiente urbano, que incluye entre otras cosas la celebración e unas «Escolimpiadas» en 2009, en las que participarán más de 16.000 escolares, fue interrumpido con gritos de «Gallardón privatizador».

Finalmente, la presentación, a la que asistían escolares de los Colegios Tomás Bretón y San Javier, pudo celebrarse después de que el alcalde se comprometiese a reunirse con los representantes sindicales municipales de CCOO Y UGT, una vez acabado el acto.

Tras el encuentro, Gallardón aseguró que había «ido muy bien» y emplazó a los sindicatos a «cruzar la documentación» de la que disponen con la corporación municipal para volver a reunirse en 15 días y aclarar las diferentes informaciones que existen «sobre algunas situaciones laborales».

Además, el alcalde señaló que con esta reunión «tranquilizaron» a los sindicalistas que estaban en «un error», ya que «temían» que en «los polideportivos municipales se iba a prescindir de algún puesto de trabajo».

Gallardón señaló que la corporación municipal parte «de una distancia y una diferencia en lo que se refiere a la gestión de los propios polideportivos», pero «esa distancia no tiene por qué suponer una ausencia de dialogo» y apostó por una gestión en la que los sindicatos también estén presentes y «garanticen los derechos laborales».

Por su parte, el secretario de CCOO del Ayuntamiento de Madrid, Daniel Lobato, afirmó, tras el encuentro, que los sindicatos se presentaron en este acto para «perseguir al alcalde, porque está agrediendo a los trabajadores con dos grandes amenazas».

La primera de esas amenazas, explicó, es «la privatización de 10 polideportivos del Ayuntamiento, que supondrá la reducción de unos 1.000 puestos de trabajo», y la segunda, «el recorte de un tercio de la plantilla de ordenanzas municipales», que provocará la eliminación de más de 1.000 empleos.

Lobato aseguró que, aunque el alcalde «se mostró favorable» a mantener una «reunión definitiva» y «zanjar el problema», los sindicatos no dejarán de «perseguirlo» hasta que se materialice el encuentro prometido para dentro de 15 días.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído