«El problema del PP es que sus líderes no han abandonado sus raíces franquistas»

(PD/EFE).- Un PP que no ha abandonado «sus raíces franquistas» y un PSOE «poco inspirador» hacen de esta campaña un espectáculo «desalentador». Así resume Financial Times las elecciones españoles.

En un editorial dedicado a las elecciones del próximo domingo, el periódico se extraña de la actual polarización y afirma que «el problema del Partido Popular es que sus líderes actuales no han completado el viaje desde sus raíces franquistas hasta un moderno partido de centro derecha».

El Partido Popular, en el poder durante ocho años tras catorce años de gobierno socialista, no se ha reconciliado con el hecho de que perdió las últimas elecciones tras los atentados de marzo del 2004 a cargo de los yihadistas norteafricanos.

En lugar de actuar como corresponde a una oposición parlamentaria, el PP ha intentado impugnar constitucionalmente importantes iniciativas de los socialistas en un intento de paralizar la labor del Gobierno.

Mariano Rajoy, un líder sin brillo, no ha conseguido salir de la sombra de José María Aznar, el ex presidente de gobierno, y ha estado en connivencia con una histérica campaña de la jerarquía católica que pone en tela de juicio la legitimidad del Gobierno.

«Zapatero no ha estado inspirador»

Por su parte, José Luis Rodríguez Zapatero, critica el FT, «no ha estado inspirador. Su política social ha ido dirigida a crear una sociedad tolerante y decente. Ha gestionado con competencia la macroeconomía, pero apenas ha abordado las debilidades estructurales como el bajo crecimiento de la productividad, una débil base tecnolgica y un enorme déficit de la balanza por cuenta corriente».

Ha prodigado las auto-alabanzas en materia de perspectivas económicas y se ha mostrado excesivamente confiado en las posibilidades de llegar a un acuerdo de paz con los separatistas vascos de ETA.

El FT explica que el PP utilizó las negociaciones con ETA para «golpear al Gobierno», evocando la «caricatura de una España que se desintegra» por culpa de las exigencias crecientes de vascos y catalanes.

El diario recuerda que «Aznar también negoció con ETA y se alió con las fuerzas regionales, como los socialistas, y como tendrá que hacer seguramente quién gane las elecciones del domingo».

Para el periódico británico, el espectáculo que ha ofrecido la campaña electoral «es extraño» si se tiene en cuenta que «España se ha convertido en las tres últimas décadas en una democracia confiada y próspera», donde «por primera vez la riqueza se ha distribuido en lo que durante siglos fue un país desigualmente desarrollado, cuando había desarrollo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído