ERC no apoyará a Bono para el Congreso y no descarta formar un grupo propio

(Agencias / PD).- El nuevo portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, ha negado en su reunión con el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, su apoyo a la candidatura de José Bono para presidir el Congreso, expuso sus condiciones de cara a la investidura del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y afirmó que no cierra la puerta a las posibles alianzas que permitan formar un grupo propio.

Así se expresó Ridao al término de la reunión mantenida en la Cámara Baja con Blanco, un encuentro «cordial» de unos 45 minutos de duración, en los que si algo quedó claro es que los republicanos no darán su voto a favor de la candidatura de Bono a la Presidencia del Congreso.

Respecto a la composición de los grupos parlamentarios, Ridao admitió haber mantenido contactos con «todas las fuerzas políticas» del grupo mixto «sin excepción», por lo que no descarta pactar alianzas para llegar a formar grupo propio en esta nueva etapa.

El portavoz independendista distingue, no obstante, la elección de Bono de la elección de la Mesa del Congreso sobre la que se pueden contemplar «distintas opciones».

En cuanto a la investidura de Zapatero, Ridao aseguró que han «hablado poco» porque no era ése el objeto de la reunión de hoy. Pese a ello, ERC ha puesto sobre la mesa sus «condiciones» para respaldar la candidatura socialista a la Presidencia del Gobierno.

En principio, Esquerra es más «escéptica» que en 2004 y desconfía de un Zapatero que ha dejado las cosas «a medias» y ha hecho «promesas incumplidas». En ese sentido, destacó que el PP «ha acabado ganando las principales batallas ideológicas» de la pasada legislatura y que el debate territorial terminó en un «fracaso estrepitoso».

Ridao condicionó su eventual apoyo en la investidura a la publicación de las balanzas fiscales, el compromiso de un modelo de financiación que reduzca en un tercio el déficit fiscal, más inversiones en infraestructuras, más gasto social y «culminar la transición democrática» reabriendo debates como el de la recuperación de la Memoria Histórica, los derechos lingüísticos y la apuesta por la laicidad y la abolición de los privilegios de la Iglesia católica.

Blanco comenzó este martes la ronda de contactos para buscar apoyos con CiU y PNV. Los primeros no quisieron pronunciarse respecto a la candidatura de Bono, aunque esta mañana Duran i Lleida aseguraba que podría ser un «buen presidente» de esta Cámara aunque aún su partido aún no tenga claro apoyarle en ese cargo, decisión que CiU revelará el próximo lunes.

La polémica llegó, sin embargo, de la mano del portavoz parlamentario del PNV, Josu Erkoreka, al asegurar refiriéndose a Bono que que «es bueno que los cabestros estén bien acotados, o pueden hacer mucho daño, sobre todo a su dueño».

El interlocutor del PNV explicó que, como ha dicho en ocasiones anteriores, considera que el ex ministro no es el candidato idóneo, pero aseguró que no le pondrá ninguna objeción si hay un pacto global respecto a la conformación de las Mesas. «Bono hace que el precio de los apoyos sea más caro», añadió.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído