Anguita tercia en la crisis de IU y propone refundar el partido ante la falta de ideas

(PD).- El ex coordinador general de IU Julio Anguita ha remitido al Comité Federal del Partido Comunista de España (PCE) su propuesta de refundación de la coalición de izquierdas, motivada por la «falta de una línea clara ante la gente» y la existencia de un «programa muerto».

En declaraciones a Efe, Anguita ha explicado que estas situaciones han sido el origen de los resultados de las últimas elecciones generales, en las que IU ha logrado dos diputados, si bien también lo achaca a un acercamiento de la coalición «a los nacionalismos extremos en Cataluña y País Vasco» y no al «bipartidismo de PSOE y PP».

En el documento, al que ha tenido acceso Efe, el ex coordinador general de IU ha mostrado la necesidad de una «refundación» de la coalición, a pesar de que pueda suponer la «traición a nuestra historia».

La refundación de IU sólo será posible, en opinión de Anguita, desde un «previo acto personal, intransferible y de compromiso a comenzar de cero, que se condense en una atmósfera colectiva de voluntad interventora con los mecanismos políticos y las actitudes de una nueva práctica militante».

Esta actitud personal debe ser «preceptiva» en el proceso de renovación y sin ella «no se podrá poner en marcha el resto», por lo que Anguita llama a la «responsabilidad y a la aceptación sin límites de unas reglas de juego democráticas y del resultado que surja del debate».

Este debate se debe producir en la próxima asamblea federal de IU, que se tendrá que realizar en dos fases, tal y como ha explicado Anguita.

Construir una alternativa a la sociedad

La primera fase pasa, entre otros, por el desarrollo de los ejes que estructurarán IU en el futuro, y que a juicio de Anguita suponen que IU es un «movimiento político y social organizado que fija su objetivo en la permanente construcción de la alternativa a la sociedad».

La «democracia radial de IU», la elaboración colectiva y la «escrupulosa legalidad» deben ser otros de los referentes de IU para el futuro, que según Anguita «no puede definirse por una serie interminable de adjetivos», ya que es «un proyecto de izquierdas, sin más», y «no tiene más fuerzas sindicales que las derivadas de las alianzas, coincidencias y movilizaciones que en cada momento puedan producirse».

También señala que IU es una fuerza política de carácter federal, aunque ha lamentado que «nuestro proyecto de estado federal solidario no ha sido aplicado en nuestra organización», y que se define como «una organización republicana», que «no es una mera adjetivación para la galería», sino que «la organización debe fijar en sus estatutos, discurso y práctica política su decidida voluntad de que la III República española sea una realidad».

La segunda fase del proceso renovador serviría para ratificar lo hecho como desarrollo de la primera, y «se aprobará una tesis político-organizativa para los años siguientes hasta la próxima asamblea».

«No, no hay razones ni siquiera indicios para una recuperación, o de una posibilidad de remontar la debacle, en ningún sitio», ha afirmado Anguita.

A su juicio, «el pesimismo con el que vemos la situación está más que fundamentado, no sólo por la curva decreciente de los procesos electorales, sino también por la degradación de la vida política, orgánica e incluso de relaciones personales en el seno de la organización política».

Sobre este asunto, Anguita ha alertado de que «en los últimos años, la supuesta federalidad ha sido sustituida por taifatos y cuotas de poder, y los grupos enfrentados nunca han constituido alianzas estables sino aleatorias y en función de las mejores tajadas en cada lista electoral».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído