Gloria Lago: «No decimos que el castellano esté en peligro; decimos que está en peligro la libertad de usarlo»

Gloria Lago: "No decimos que el castellano esté en peligro; decimos que está en peligro la libertad de usarlo"

Francisco Galván (PD).-El acoso al español es ya de órdago. Galicia Bilingüe es una asociación que se creó para defender la libertad de utilizar la lengua que se prefiera en Galicia y luchar contra la imposición lingüística del gallego. Gloria Lago es su presidenta. Tiene estadísticas de que un 85% de los gallegos piensan como ellos. Se muestra muy molesta con Touriño por no condenar algunos de los ataques recibidos por parte de los radicales nacionalistas y dice que su asociación “está por encima de siglas de partidos”.

Ustedes acaban de publicar una encuesta que demuestra que los gallegos rechazan la imposición lingüística. ¿Qué fue lo que llevó a Galicia Bilingüe a hacer la encuesta?

Nosotros la hicimos para informarnos, percibíamos en la calle cuando estábamos recogiendo firmas para nuestro manifiesto, que una inmensa mayoría de gente cuando le informábamos de nuestro manifiesto firmaban, la verdad que un 80% o 90% de la gente. Y por otra parte como había muchas encuestas hechas por la administración, pero eran encuestas que se centraban sobretodo en el idioma, lo que se intentaba era averiguar en qué grado se utilizaba el gallego y en qué circunstancias.

Nosotros lo que queríamos era centrarnos en las personas, para saber hasta qué punto la política lingüística llevada por la Xunta era aceptada por las personas. Nosotros somos una asociación que vive de sus propios recursos, no recibe ningún tipo de subvención y para nosotros supuso un reto económico importante. Queríamos hacer algo contundente y por eso le encargamos la encuesta a una empresa de mucho prestigio de Galicia, realizamos un muestreo de 800 personas, que solamente para Galicia es mucho, y queríamos hacer preguntas claras y el resultado no nos sorprendió, porque era lo que percibíamos en ese momento.

Más de un 80% quiere que sean los padres quién decida en qué lengua quiere que estudie su hijo, y sólo un 12% de los gallegos estaban de acuerdo en que solo la lengua gallega apareciera en las carreteras, en organismos públicos… La mayoría de los gallegos quieren lo que pedimos nosotros, que se refleje la realidad bilingüe de Galicia y que aparezca todo en los dos idiomas oficiales. En cuanto a las subvenciones también coinciden con lo que pedimos nosotros, y es que se subvencione el uso del galleo, pero siempre cuando eso no suponga una vulneración de los derechos que tienen las personas en utilizar la lengua que quieran.

¿Es que los medios distorsionan la realidad del conflicto lingüístico?

Creo que los medios en Galicia, en este momento, se ha creado un enorme debate, creo que gracias a nuestra asociación. Pero teniendo en cuenta que la cultura en Galicia está en manos de un sector determinado, los artículos de opinión en los periódicos yo creo que no reflejan la realidad de la calle. En este momento somos víctimas de una campaña de acoso a través de artículos de opinión, también hay articulistas que opinan a nuestro favor, cada vez más, pero es el sector de la intelectualidad gallega, lo que hacen en cierto modo es difamarnos, porque pervierten nuestro mensaje, dicen que nosotros lo que queremos demostrar es que el castellano está en peligro, y nosotros no decimos eso, decimos que está en peligro la libertad de los gallegos para poder utilizarlo, y la libertad de los padres para elegir la lengua de escolarización de sus hijos.

Lo que estamos percibiendo es que hay un cierto divorcio entre la opinión pública y la opinión de la calle. A nosotros nos está costando mucho llegar a los lectores, nosotros ahora somos aludidos indirectamente, antes era de forma directa y teníamos nuestro derecho a réplica, pero ahora no. La verdad es que es terrible, estamos sorprendidos del poder que hay detrás de la imposición lingüística, de todo el dinero que se mueve. Es un mundo muy complicado. Pero nosotros vamos a continuar, porque estamos convencido que una mayoría de los gallegos está con nosotros. Ya tenemos casi 70.000 firmas.

¿Cómo puede ser que en una comunidad que tenía la suerte de entenderse en dos idiomas ahora haya un conflicto social? ¿Qué responsabilidad le cabe a los políticos?

Es un problema que viene de atrás. Antes había un cierto complejo, y ganas de desagraviar a los hablantes de gallego. Durante la época de la dictadura los chicos no podían estudiar en Gallego y eso es muy injusto. Nosotros lo que queremos es que sí lo puedan hacer, pero que no vulneren los derechos de los otros chicos que quieran estudiar en castellano. Esto fue creciendo y se creo una ley por el PP de normalización lingüística, y esta ley tenía términos muy ambiguos como fomento, promoción, y eso ahora se está utilizando por el gobierno de la Xunta para convertirlo en obligación, imposición… y ese es el problema. Nosotros creemos que hay que cambiar la ley de normalización. Galicia tiene que dotarse de una legislación moderna que regule el uso lingüístico pero sin que se convierta su uso en una obligación.

El decreto del 50% impulsado por la Xunta ( la obligatoriedad de que al menos el 50% se impartan en gallego) iba a ser apoyado por el PP gallego hasta que ustedes presentaron 20 mil firmas hace un año y Feijóo echó el freno. ¿El PP de Galicia tiene una política lingüística clara o se deja llevar por lo que dice la calle?

El apoyo que en un principio habían dado al decreto, luego no fue tal. Necesitamos que se aclaren un poco, cuando se oye hablar de 50%… nosotros lo que queremos es que se aplique en Galicia y en el resto de comunidades autónomas con más de una lengua oficial lo mismo que sucede en otros países, y eso no es vulnerar los derechos de nadie, ni desprestigiar ninguna lengua.

En Irlanda, Gales y otros países que han suscrito la Carta Europea de Lenguas Minoritarias en los mismos términos que España, so ofrece la posibilidad de estudiar los dos idiomas, pero nunca imponiéndolo. Y nosotros lo que queremos es que todos los políticos se den cuenta de que esto es lo más sensato, y que además no se promociona una lengua de esta manera, porque estamos notando cierto rechazo por parte de un sector de la sociedad, y esto no es bueno. Porque en nuestra asociación también hay gallegohablantes pero que no están de acuerdo con la imposición.

Sería bueno que el PP se diera cuenta de que esto es así, y de que nos tenemos que convertir en una sociedad moderna. Creo que la percepción que tienen los políticos de la calle es algo distorsionada y en ese sentido nosotros creo que estamos más en contacto con la calle, porque incluso en las zonas rurales que se habla mayoritariamente en gallego, hay muchos padres que nos dicen que querrían una vía mixta para sus hijos, porque es verdad que hay muchos niños en la Galicia rural que les cuesta expresarse en castellano y los padres saben que eso tampoco es bueno para su formación. Lo que nosotros queremos es que se den cuenta de que lo que nosotros pedimos no es un predominio del castellano, lo que pedimos es una libertad para poder utilizar los dos de una manera sensata. Porque lo que está ocurriendo ahora no es sensato. Como el multar a las personas que no rotulen en gallego, eso son disparates.

Ustedes recorrieron en un autobús casi toda Galicia pidiendo libertad lingüística. Varios ayuntamientos les negaron el acceso y fueron objeto de decenas de agresiones por parte de los radicales nacionalistas. ¿Qué opina cuando escucha voces desde el Gobierno diciendo que el castellano no está siendo perseguido?

El castellano no está siendo perseguido, estamos siendo perseguidos los que lo queremos hablar. Y ese es el problema. A mí personalmente me dolió mucho la actitud del presidente Touriño cuando estábamos siendo objeto de todos esos ataques, en algún momento llegó a decir que no condenaba esos ataques porque provenían de sectores radicales próximas al PP y a mí eso me dolió porque nosotros tenemos muchos socios del PSOE. Esta asociación está por encima de siglas de partidos.

¿Ustedes proponen separar a los alumnos por aulas entre quienes hablan gallego y quienes lo hacen en castellano?

De alguna manera habrá que hacer algo así. Lo que habrá que hacer es un estudio a fondo para ver como se aplica en otros países.

¿Cuál es la diferencia entre su asociación y la Mesa por la Libertad Lingüística?¿Por qué hay dos asociaciones para defender el castellano en Galicia y no solamente una?

La Mesa para la Libertad Lingüística es una asociación más pequeña, la verdad es que no tengo muchas noticias porque estamos trabajando a un ritmo muy intenso.

Nosotros no defendemos el castellano, defendemos los derechos de los hablantes. No sé por qué hay dos, antes había más… Nosotros surgimos este verano y nos está yendo muy bien. De todas maneras todo lo que sea trabajar en este sentido me parece muy positivo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído