El fiscal pide la imputación de cinco altos cargos militares por el accidente del Yak-42

(PD).- El teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Fernando Burgos, ha solicitado la imputación de cinco altos mandos del Ejército en 2003, a los que acusa de ser responsables de los homicidios de 62 militares por imprudencia grave al «incumplir los deberes mínimamente exigibles de vigilancia, control e inspección» en la contratación de los vuelos del Yakovlev-42 que se estrelló en mayo de aquel año.

La Fiscalía ha presentado un nuevo escrito de acusación en estas diligencias después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenara al juez reabrir el procedimiento que él archivó el 1 de junio de 2007.

Burgos, ha solicitado al juez que investiga los hechos, Fernando Grande-Marlaska, que acuse al entonces jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Antonio Moreno Barberá, y al jefe del Estado Mayor Conjunto (JEMACON), general de división Juan Luis Ibarreta Manella.

Los otros tres acusados por el fiscal son el jefe de la división de operaciones del EMACON, contraalmirante José Antonio Martínez Sain-Rozas; el coronel jefe de la sección logística de la división de operaciones del EMACON, Joaquín Yañez Gozález, y el comandante de esa misma sección, Alfonso Elías Lorenzo Taboada.

El accidente del Yakovlev-42, que tuvo lugar en Trabzon, Turquía, el 26 de mayo de 2003, provocó la muerte de 62 militares españoles que regresaban de su misión en Afganistán, la mayor catástrofe de las Fuerzas Armadas españolas en tiempos de paz.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído