García-Calvo, espiado por el CNI

García-Calvo, espiado por el CNI

(PD).- Férreo e intransigente, el juez García-Calvo se había convertido en un personaje incómodo para el Gobierno de ZP, dada su posición en el Constitucional. Por ello, el margistrado fallecido repentinamente pudo ser víctima de una operación montada desde el Estado, el Centro Nacional de Inteligencia, para desprestigiarlo y lograr su recusación permanente en el TC.

Según publica la revista Época, el magistrado fue víctima de un montaje orquestado por el CNI después de ser acusado por un joven por haberle encañonado con un arma, en un accidente de tráfico. Sin embargo, la denuncia está llena de falsedades y no fue ratificada por la presunta víctima.

El joven mintió sobre su domicilio, su profesión y los hechos en su denuncia ante la Policía Nacional. Según publica esta revista, el acusador era un ‘charli’, un chico de los recados del CNI que formaría parte de un montaje para desprestigiar al magistrado que tenía entre manos asuntos delicados para el Gobierno como la constitucionalidad del Estatut.

LAS TERMINALES MEDIATICAS COMPLETAN LA TAREA

Mientras, PRISA y Mediapro habría sido los encargados de completar la faena aireando las falsedades del incidente y erosionando la imagen de García-Calvo.

El objetivo era claro: intentar acallar a un juez que molestaba al Gobierno y poder minar sus decisiones.

Al final, «la biología ha facilitado el trabajo que probablemente no pudo culminar el CNI de Zapatero, Rubalcaba y Alonso» como escribe Cárlos Dávila.

El juez murió solo, en su casa, el domingo 18 de mayo, cuando preparaba un voto particular a la insólita sentencia del Constitucional que consagra la discriminación del varón respecto a la mujer.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído