Las mujeres militares quieren disfrutar de la misma conciliación que Carme Chacón

(PD).- ¿Es el Gobierno de la Igualdad? La Asociación de Militares Españoles (AUME) ha pedido que todas las mujeres militares puedan disfrutar de la baja de maternidad y la conciliación laboral en las mismas condiciones que la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Esta Asociación va a presentar un informe en el que denuncia que el derecho de conciliación se aplica de manera «arbitraria, unilateral e injusta» en las Fuerzas Armadas y en el que propone 15 medidas para garantizar la correcta utilización de este derecho.

El secretario general de la AUME, Mariano Casado, se ha referido a las características especiales de la baja de maternidad que va a disfrutar la ministra Carme Chacón, quien vivirá en el propio Ministerio y seguirá «en contacto» con sus asesores.

Casado ha subrayado que «en casos como éste, el ejemplo es fundamental».

«Creo que sería razonable que, ante circunstancias idénticas, todas las mujeres militares pudieran disfrutar de las mismas condiciones de baja maternal y capacidad de conciliación que Chacón porque lo que no puede ser la conciliación es una situación de privilegio».

En su opinión, «éste debería ser un buen momento para que el Ministerio de Defensa se plantee aplicar las normas de conciliación», ha considerado en conferencia de prensa el secretario general de la AUME «porque hay gente en el Departamento que puede estar necesitando conciliar y vea la importancia».

Legislación irreal

Casado ha explicado que, desde que en 2006 se aprobó la Orden Ministerial que regula este derecho, la asociación ha recibido «denuncias, quejas, cartas y emails» que ponen de manifiesto que la legislación «es absolutamente irreal y no efectiva».

Una de las principales quejas que recoge en informe de la AUME es la de que las reducciones de horario se suelen rechazar por «necesidades del servicio», un concepto que no está definido y que las más de las veces remite a una falta de efectivos.

«Pero la escasez de personal es absolutamente predecible y previsible, por lo que no debe explicar las negativas de permiso o derogaciones arbitrarias y en el último momento», ha señalado Casado.

También la «falta de cultura conciliadora» es otro de los impedimientos a los que se enfrentan quienes solicitan un derecho que «queda mal, no está bien visto y se considera que causa perjuicio a los compañeros», ha añadido.

Por todo ello, la AUME ha elaborado una lista de 15 propuestas sobre cómo mejorar la aplicación de la conciliación, «un derecho que se les niega o dificulta a los militares».

Entre las medidas, Casado destacó por su importancia el que «se regule de manera efectiva y de una vez por todas el concepto de ‘necesidades del servicio'»; que la reducción de salario se realice sobre el cómputo real de horas trabajadas, y que se delimiten los criterios de aplicación desde el Ministerio y no desde cada Mando Mayor.

El informe con las 15 propuestas y el dossier sobre la situación actual van a ser entregado al Ministerio de Defensa y a los grupos parlamentarios para intentar que se presente una proposición no de ley que inste al Gobierno a «tomarse este tema en serio», manifestó Casado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído