Zapatero: «El pesimismo no crea un puesto de trabajo»

Zapatero: "El pesimismo no crea un puesto de trabajo"

(PD).- La Cadena SER acude al rescate. Llegan tiempos duros, se hace evidente que el Gobierno socialista no dijo la verdad sobre la economía y ahora, cuando la crisis es rampante y los indicadores pintan cada día más sombríos, la emisora de radio del Grupo PRISA echa a un lado sus rencillas con La Moncloa -por culpa de La Sexta, la guerra del fútbol y los favores al diario Público- y hace una «entrevista-masaje» al presidente Zapatero para que se luzca.

Y decimos «masaje» -con toda la mala intención- porque la víspera, el presidente del Gobierno fue pillado en una de esas pifias que le retratan.

Estaba en Barcelona, con José Manuel Lara, presidente del foro empresarial catalán Círculo de Economía, cuando -sin darse cuenta de que los micrófonos captaban sus palabras, explicó por qué no reconoce públicamente que existe una crisis económica:

«Si infundes mucho pesimismo, si no dices nada positivo, es peor»

Lara, ajeno también a la traición de los micrófonos, admitió que si el presidente es muy pesimista «agravaría la crisis», pero le aconsejó que no se inmole fingiendo que no hay problemas:

«No te quemes en estos temas».

La recomendación del editor y presidente de Antena 3 fue que el optimismo «lo infundan el ministro de Hacienda o el de Industria y que el presidente del Gobierno se reserve».

Seguidamente, cuando inició su intervención en la tribuna del auditorio del Hotel Rey Juan Carlos I de Barcelona, Zapatero admitió que España vive «una desaceleración intensa» o incluso «profunda», palabras ya muy diferentes de las que él mismo utilizó en la pasada campaña electoral.

El 9-M, el Gobierno aún predecía oficialmente que la economía española crecería este año un 3,1%, cuando los expertos creen que en estos mismos días está ya decreciendo por la crisis y que la media del año no superará el 1,5%.

LA ENTREVISTA-MASAJE DE LA CADENA SER

«El pesimismo no crea un puesto de trabajo». Con esta frase el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha querido dejar clara su postura sobre la situación económica española.

Zapatero ha insistido en que el objetivo sigue siendo obtener un superávit en las cuentas públicas a final de año y en que hay que ser cautos con las previsiones.

«Nadie tiene una garantía de cuál va a ser el resultado final. En los últimos años hemos tenido un resultado superior a las previsiones, entonces vamos a esperar. Es un poco exagerado hablar de lo que va a pasar a 31 de diciembre en las cuentas públicas. Tenemos un magnífico equipo de gestión de las cuentas públicas».

PRECIO DEL PETRÓLEO

Un oyente ha preguntado por los precios del petróleo y Zapatero ha respondido:

«La manera mejor de combatir un esfuerzo muy grande por la subida del precio del petróleo, cuando el Gobierno sabe que no lo puede bajar porque eso depende de los precios internacionales lo que se puede hacer es poner a disposición de los ciudadanos más efectivo para paliar la subida».

El presidente Zapatero ha comenzado la entrevista con Montserrat Domínguez en Cadena SER explicando que tiene una hipoteca de tipo fijo. Además, ha explicado las medidas ya conocidas para ayudar a las familias españolas a pagar sus hipotecas, como la devolución de 400 euros de IRPF.

A pesar de esto, Zapatero ha hecho incapié en que hay datos no tan malos, como la producción industrial.

«Hay datos que son más tranquilizadores, algunos, la producción industrial no va a dar un mal dato. Es verdad que hay otros datos, la subida de los precios, la inflación, consecuencia de la subida del petróleo que ha duplicado su precio en un año y otros datos que son muy preocupantes».

LA ENERGÍA NUCLEAR

A continuación Montserrat Domínguez le ha preguntado por los altos precios de la energía y si piensa apostar por la energía nuclear.

«Debemos hacer el esfuerzo de apostar por las energías renovables, que nos van a dar un valor añadido como país en el futuro y además porque la energía nuclear es muy cara, exige inversiones muy caras, las primas por riesgos de seguridad son también muy elevadas y por tanto no es mi apuesta. Es una visión de corto plazo. Cuando tienes la responsabilidad de gobernar un país para el futuro, creo que España tiene un papel que jugar en las energías renovables».

CRISIS ECONÓMICA

Preguntado por la crisis, Zapatero ha recordado que ya en el segundo debate electoral con Rajoy habló de ello:

«Dije que había un proceso de desaceleración económica y planteé las medidas que tomaría en Consejo de Ministros, como la devolución de los 400 euros a los ciudadanos para estimular la economía y el consumo».

«Este país puede seguir avanzando, aún con el viento en contra, porque estamos preparados. Vamos a incrementar las viviendas de protección oficial, vamos a seguir ampliando becas y ayudas a la dependencia, gracias a que hemos tenido superávit y para hacer que el país tenga más músculo económico haremos inversiones en infraestructura. Todos los ciudadanos están viendo las obras en alta velocidad».

A pesar de esto, ha explicado que el país tiene dos problemas: de liquidez y confianza.

«Liquidez para seguir financiando las inversiones de las empresas que se han hecho, está difícil, aunque ha mejorado en las últimas semanas». La periodista ha insistido sobre las previsiones del Gobierno para evitar la situación actual.

Zapatero ha respondido:

«La economía no es una ciencia exacta. Seguimos creciendo económicamente y vamos a intentar seguir creando empleo. No podemos añadir a las dificultades que tenemos, que existen, una situación peor que hace un año, las dificultades que se deriven de una expectativa que quiebre la confianza y el estímulo de los actores económicos. Las previsiones económicas han ido cambiando desde agosto por todos los organismos internacionales».

EL REFERENDUN INDEPENDENTISTA DE IBARRETXE

«La consulta es una propuesta sin sentido político porque es unilateral», ha dicho Zapatero sobre la propuesta de Ibarretxe. «No ha tenido ningún diálogo con las fuerzas políticas, que se hace en la recta final de una legislatura. No tiene posibilidades de desarrollarse y lo más importante es que no respeta las reglas de la Constitución, de las leyes, del Estatuto. Hay que entender y saber que la democracia es el respeto a las reglas».

Ha sido tajante en que la consulta no se celebrará, «porque el lehendakari no está habilitado para esto».

SUCESIÓN EN EL PSOE

Zapatero no ha querido valorar las opiniones que sitúan a la ministra de Defensa, Carme Chacón, como sucesora al frente del PSOE. Tampoco ha querido plantear si seguirá al frente del socialismo cuando termine la legislatura actual.

Preguntado sobre sus asesores, Zapatero ha explicado: «Discuto con las personas que están en mi ámbito de actuación cercana, esto es habitual. Discutimos muchas cosas y lógicamente interiorizo esas opiniones y en ocasiones cambio la decisión».

También ha explicado lo que cree que ocurrirá en el congreso general del partido el próximo mes de julio.

«Habrá renovación en la dirección del partido. En mi opinión eso es bueno. Queremos hacer un congreso que confirme que es el mejor partido socialista de Europa, con más fuerza electoral, con más respaldo y por tanto con más cambios, reformas e ideas. Por supuesto el congreso debe ser un impulso en esa dirección, además de transmitir a la sociedad española un mensaje de confianza. Somos un partido unido, cohesionado y pendiente de los problemas de los ciudadanos».


¿TIENE AMIGOS EN LA ESCENA INTERNACIONAL?

ZP ha explicado que admira y tiene buena relación con el primer ministro portugués José Sócrates, pero fuera de lo que ha llamado «familia política» se lleva muy bien con el presidente francés, Nicolás Sarkozy. Sobre Europa se ha referido a la política de inmigración, con la polémica por las nuevas normas de Berlusconi en el aire.

Ha dicho que piensa dialogar con su homólogo italiano pronto sobre el tema, y ha explicado que en su opinión, la política de inmigración debe tener tres principios fundamentales:

«Legalidad, derechos y eficacia. No basta con propuestas voluntaristas, sino que conviene tener la capacidad política para que hagamos una política eficaz. Por ejemplo, la colaboración con los países de origen para las repatriaciones».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído