ETA vuelve a atacar al tren de alta velocidad vasco

(PD).- Los facinerosos de ETA han vuelto a atacar el AVE vasco. Los terroristas han explosionado una bomba en Zarauz, junto a las oficinas de la empresa Amenabar, una de las concesionarias del proyecto ferroviario de alta velocidad conocido como la «Y» vasca.

El artefacto hizo explosión a las 2.28 horas de la pasada madrugada en el municipio guipuzcoano de Zarauz. Una comunicante anónima, que manifestó hablar en nombre de la banda terrorista, efectuó una llamada de aviso a la DYA de Vizcaya una hora antes, indicando el lugar y el momento de la detonación. Tres personas resultaron heridas leves.

Dos de ellos son agentes de la Ertzaintza. Ambos presentaban daños en sus oídos a consecuencia de la onda expansiva, por lo que fueron atendidos en el mismo lugar por una ambulancia. Una tercera persona también precisó asistencia médica al sufrir varios cortes de cristal en la cara.

Se trataba de un artefacto de baja intensidad, que ha causado daños en la fachada del edificio y en el soportal, así como en las cristaleras de una vivienda situada a 50 metros del lugar de la explosión, en la que posiblemente se encontraba el tercer herido.

La calle Nafarroa, donde se ha perpetrado el atentado, se encuentra en una zona residencial de esta localidad costera y turística, en la que hay edificios de cuatro o cinco alturas, rodeados de jardines.

SEGUNDO ATAQUE
El objetivo de esta acción terrorista ha sido la empresa constructora Amenabar, con sede en Zarauz y concesionaria de las obras de la ‘Y vasca’. Se da la circunstancia de que esta misma firma sufrió un ataque de ETA contra dos de sus excavadoras estacionadas en el barrio Santa Bárbara de la localidad de Hernani el pasado 12 de mayo.

En aquel suceso, la banda terrorista provocó escasos daños materiales, si bien el acto marcaba otra línea en su estrategia de terror, en este caso el boicot hacia el proyecto ferroviario del TAV, que unirá en el futuro las tres capitales vascas, Madrid y Francia a través de líneas de alta velocidad, y que ya ha sido objeto de varios incidentes previos.

De hecho, este sábado, según informa Ester Berdor desde San Sebastián, una de las plataformas opositoras al proyecto ferroviario, ‘AHT Gelditu!’ reunió en la capital donostiarra a 6.500 personas en contra de esta infraestructura. La misma estuvo encabezada por Arantza Urkaregi, dirigente de ANV, y que en su alocución acusó al PSOE y al PNV de «hacer negocio» con la construcción del trazado.

En una de las primeras reacciones tras el atentado, el Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma del País Vasco, Mikel Cabieces, expresó su rechazo más absoluto a la acción contra la empresa, a la vez que mostró su solidaridad sus trabajadores y los vecinos afectados. Asimismo, aseguró que la violencia no impedirá el progreso de la sociedad vasca.

Primer atentado tras la detención de ‘Thierry’

Este ataque es el primero que lleva a cabo ETA después de la detención, el pasado día 20 de mayo en Burdeos, del considerado ‘número uno’ de la banda, Francisco Javier López Peña, alias ‘Thierry’. En la misma operación fueron detenidos otros cuatro miembros de la organización, Ainhoa Ozaeta Mendiondo, Igor Suberbiola y Jon Salaberria.

Horas después de esta acción policial, las fuerzas de seguridad detenían en Andoain al ex alcalde de EH de esta localidad guipuzcuana, José Antonio Barandarian en relación con la misma operación.

Tras estos golpes para el entramado de la banda, los terroristas reaparecieron a través de un comunicado el pasado jueves en el que además de asumir los últimos atentados, incluido el que le costó la vida a un guardia civil en Legutiano, dejó claro que entendía la operación contra su cúpula como parte de una ‘estrategia represiva’ contra sus miembros, además de anunciar que no cejarían en su ‘lucha’.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído