Rosa Díez: «No tengo miedo a ser monotemática por defender la igualdad y la libertad»

(PD).- La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha celebrado el acuerdo alcanzado en el Congreso entre el PP y PSOE para que la nueva ley de víctimas del terrorismo amplíe el «reconocimiento político» de aquellos que son perseguidos y amenazados por ETA. En su opinión, ellos son los «verdaderos escudos de la democracia» en España. Un pacto que llega sólo un día después de que los proetarras hayan vuelto a profanar la tumba de Gregorio Ordóñez.

En declaraciones a Telecinco, Díez señaló que el reconocimiento de aquellos que, sin ser objeto directo de atentado, son víctimas de la violencia terrorista era la «asignatura pendiente» del Estado español. Y se refirió a estos «miles de ciudadanos anónimos» como los «verdaderos escudos de la democracia».

A su juicio, era necesario reconocer a todas esas personas que «viven perseguidas y acosadas por una estrategia», la de ETA, que consiste en «hacer de la persecución, de la extensión del odio y de la socialización del miedo un instrumento para el amedrentar a los demócratas».

Preguntada por cómo se sustanciará este reconocimiento legal, Díez emplazó el contenido de la ley al Gobierno y al consenso del Congreso. «Se trataba de acordar entre todos que eso (la ampliación del reconocimiento a los perseguidos por ETA) estaba pendiente, que hay más víctimas de las que mueren o las que quedan huérfanas o viudas», agregó.

Un reconocimiento «político, legal y moral»

Precisó, no obstante, que en todo caso la ley contemplará un reconocimiento «político, legal y moral», y no económico. Mencionó en este contexto, el acuerdo del Parlamento europeo en 2001 para ampliar el concepto de terrorista para que no lo sea «sólo el que aprieta el gatillo o hace estallar la bomba».

A su entender, en España había que ser «igual de inclusivos» que en Europa a la hora de precisar quienes son víctimas del terrorismo. «La ley determinará cuál es el grado de reconocimiento y cómo se les reconoce y cada uno de los supuestos, pero el paso más importante ya lo hemos dado», aplaudió.

«No tengo miedo a ser monotemática»

Díez rechazó que pueda considerarse una diputada «monotemática» por «defender la igualdad y la libertad». «No tengo ningún miedo de ser monotemática porque estoy defendiendo valores y principios que son constitucionales e innegociables y que además forman parte del programa electoral de UPyD», enfatizó.

En este contexto, situó otros asuntos que considera de relevancia como la política territorial o la política lingüística, asunto por el que preguntará esta tarde en el Congreso en la sesión de control al Gobierno. «Defender la no discriminación por motivos lingüísticos no es un monotema es una cuestión que nos afecta a todos», remarcó.

Por último, preguntada por el aumento en intención de voto que registra su partido en la última encuesta del CIS, Díez reivindicó el «espacio» de UPyD en la sociedad española «al margen de las tragedias y éxitos» de otras formaciones. «Hay mucha gente que quiere un partido diferente, que haga política de otra manera y que no tenga complejos ni hipotecas», concluyó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído