Juan Alberto Belloch: «Aragón siempre será solidaria con las necesidades de agua de Barcelona o Valencia»

Juan Alberto Belloch: "Aragón siempre será solidaria con las necesidades de agua de Barcelona o Valencia"

Miguel Pato (Periodista Digital)-. El mensaje de la Expo Zaragoza llegará más allá de nuestras fronteras porque trata la supervivencia de nuestro planeta. Empieza en Zaragoza la Exposición Universal que, en palabras del alcalde de la capital aragonesa, quiere subrayar que “la sed es enemiga de la vida”, que los recursos hídricos pertenecen a todos y tratará de enterrar las rencillas que incluso en el seno de España ha suscitado.

¿Esperan que el mensaje de la Expo traspase nuestras fronteras? ¿Cuál es esencialmente ese mensaje?

No me cabe la menor duda de que el mensaje de Expo Zaragoza 2008 no sólo irá más allá de nuestras fronteras, sino que llegará a los lugares más recónditos porque la Expo trata sobre tema vital para nuestro futuro: la supervivencia de nuestro planeta.

Somos un escaparate de buenas prácticas sociales, ambientales y tecnológicas; punto de partida de actuaciones, muy novedosas, que en un futuro van a tener un peso vital en un tema que afecta a toda la humanidad

En el recinto para este evento, hay un espacio dedicado a la Sed. ¿Es este el gran enemigo del desarrollo?

En realidad la sed es el gran enemigo de la vida; sin agua no hay vida. Por eso nuestra preocupación más básica debe dirigirse a primar el bienestar físico de las personas: el agua es para vivir, no para conseguir una productividad artificial. Sólo así conseguiremos la planificación de un desarrollo sostenible, evitando el uso abusivo de los recursos naturales.

¿Cómo evitar que la Sed sea origen de conflictos, incluso, bélicos?

Es una tarea muy delicada, que hoy se enfrenta a intereses económicos muy potentes. Pero es ahí, donde debe prevalecer el sentido solidario del ser humano. El agua es un bien común, a todos nos pertenece y todos tenemos el derecho de beneficiarnos de él; es un precioso regalo que nos ofrece la naturaleza por eso, para mí, es impensable que pueda utilizarse como arma arrojadiza.

El agua debe ser considerada como un elemento de unión, de cohesión, que nos permita vivir de una forma más noble y responsable.

La naturaleza es sabia. ¿Las últimas lluvias han salvado al Gobierno de un problema entre Aragón y Cataluña?

La naturaleza es como es: nadie puede manipularla. Y las lluvias…. ¡bienvenidas sean¡ Las últimas lluvias nos han sentado bien a todos. Esta primavera está lloviendo con ganas y eso ha supuesto una tremenda alegría, porque la necesidad de agua era ya importante.

¿Problemas con Cataluña? Ninguno. Aragón es una tierra solidaria, desprendida que siempre está ahí dispuesta a ayudar cuando existe una necesidad acuciante. Nuestra disposición es sincera, y nunca podríamos negar nuestra ayuda, nunca podríamos negar el agua a quien la necesita como medio de subsistencia.

Aragón siempre será solidaria con las necesidades de agua de boca de Barcelona, de Valencia o de cualquier ciudad o pueblo que lo necesite.

¿El agua es de todos, o es esencialmente de aquel territorio en donde está cada una de las cuencas?

El agua es un bien cada vez más escaso al que hay que cuidar y salvaguardar. Es un bien común, básico para la supervivencia humana. Esa es la clave: la supervivencia, la vida. El agua nos da la vida y ese debería ser la prioridad esencial a la hora de decidir su uso.

¿Los murcianos se sentirán representados en la Expo que organiza Zaragoza?

Por supuesto que sí. Expo Zaragoza es un foro abierto a todos. No sólo los murcianos….todos necesitamos el agua y, por tanto, todos y cada uno de nosotros estamos moralmente obligados a ser conscientes de su extraordinario valor para poder gestionarla adecuada y eficazmente. De esa responsabilidad surge el ahorro, la solidaridad y el disfrute respetuoso.

¿Cómo poder enterrar las rencillas entre regiones españolas que disfrutan de modo desigual del agua?

La sociedad, la forma de vida, ha evolucionado vertiginosamente en las últimas décadas. Hasta hace poco al agua sólo le pedíamos que regase nuestras riberas, nuestros campos naturales, y ahora al agua le pedimos muchas cosas, demasiadas, tantas que acabamos por agotarla.

Pienso que el ser conscientes de la importancia crítica que para todo el planeta tiene hoy el agua, como recurso natural escaso, decisivo para la vida, crucial para el desarrollo, es un punto de partida que nos permitirá afrontar con dignidad y solidaridad nuestro futuro en este aspecto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído