Nebrera descarta el diálogo político con los nacionalistas que no creen en España

(PD).- La diputada popular en el Parlament, Montserrat Nebrera ha dicho hoy, en la presentación en Madrid de su candidatura a presidir el PP de Catalunya, que descarta el «diálogo político» con las fuerzas nacionalistas que no creen que España sea también su realidad.

En rueda de prensa en Madrid, Nebrera, acompañada en el acto por el portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, ha dicho que presentaba primero su candidatura en la capital de España para emular al ex presidente Josep Tarradellas. Nebrera ha asegurado que Tarradellas vino primero a Madrid a presentar su proyecto político «porque tenía una idea de Catalunya integrada en España».

La candidata ha dicho que con «este gesto» quiere inaugurar una nueva forma de hacer política y ha asegurado que si está aquí es porque el PP le importa, «y me importa España y Catalunya». A

simismo, ha subrayado que el PP a nivel nacional y el PP catalán tienen que interactuar, ya que «no habrá PP que triunfe en España sin un PP en Catalunya, y no habrá PP en Catalunya sin la complicidad, el apoyo, la ayuda y la comprensión del Partido Popular en España».

Ha comentado que el diálogo político y la posibilidad de pacto «sólo se puede dar con quien sigue creyendo -y es la mayoría- que Catalunya es una comunidad integrada en España», y ha comentado que ésta es su opinión particular, si bien espera que sea la de su partido.

A la pregunta de qué partidos quedan excluidos con esta declaración, Nebrera ha matizado que se excluye «a quien crea que España es una realidad que no le importa, esa con la que uno va a hacer relaciones de vez en cuando porque toca, como las podía hacer con Francia o con Luxemburgo».

Por otra parte, la candidata ha valorado el «gesto de neutralidad» del líder del PP, Mariano Rajoy, que se ha colocado «en la equidistancia» de los tres candidatos que se presentan a presidir el PP catalán (además de Nebrera, el actual presidente, Daniel Sirera, y el presidente del PP en el ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández).

Nebrera se ha comprometido a que tras el congreso de julio que elegirá al presidente del PPC «se cerrará el debate, y el que sea elegido, si no soy yo, contará con toda mi colaboración y mi lealtad».

Además, ha asegurado que el PP catalán tiene que hacer «los deberes» y tendrá que ser capaz de «ampliar» a los propios «sin movilizar a los ajenos».

Preguntado por la situación interna del partido, Nebrera ha valorado que los populares «tengan la capacidad de llamar a las cosas por su nombre: a los trasvases los llama trasvases y a la crisis la llama crisis».

La diputada ha apostado por afrontar el futuro «con renovación y si es posible con integración» y ha reconocido que en las situaciones de crisis «alguien siempre se queda, porque no se siente bien».

En este marco, ha considerado que las decisiones se deberán afrontar con valentía para que «las heridas se cierren de la manera más rápida», y para empezar a enfrentar «de manera eficaz la oposición».

También ha dicho que «por el bien del partido, cuando se cierre el congreso en Valencia, espero que dejemos de hablar de crisis y que ésta se haya transformado en cambio».

Ha reconocido que el proceso para recoger los avales que le permiten presentarse ha sido duro «pero emocionante», y ha dicho descubrir la «enorme heroicidad» y «valentía» de los militantes.

A la pregunta de dónde fueron a parar los votos que perdió el PP en las elecciones, Nebrera ha asegurado que «la fuga de votos fue muy transversal pero muchos fueron a la abstención», y ha reconocido que «algo habremos hecho mal si no concitamos la confianza de la gente».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído