La crisis coloca al PP a un punto del PSOE tres meses después del 9-M

La crisis coloca al PP a un punto del PSOE tres meses después del 9-M

(PD).- Los malos datos económicos, la «desastrosa» gestión de la huelga y el empeño en negar la realidad de la crisis ya pasan factura al Gobierno. La intención de voto del PSOE baja más de 2,6 puntos en tres meses, hasta situarse en el 41,3 por ciento, sólo 1,1 puntos por encima de la del PP.

Hace tan sólo tres meses, las urnas arrojaron unos resultados para el PSOE del 43,9 por ciento y un 39,9 para el PP, es decir, una diferencia de cuatro puntos a favor de los socialistas. Ahora, una caída de nada menos que 2,6 puntos hace que el Gobierno de Zapatero se sitúe en el 41,3 por ciento en intención de voto. El PP asciende y se sitúa, a su vez, en un 40,2 por ciento, según la encuesta de Sigma Dos para El Mundo.

Las razones son obvias: los nefastos datos económicos que el propio Zapatero sigue tratando de ocultar, a pesar de que el propio Solbes, Chaves y el diario El País ya hablan abiertamente de crisis. La percepción de que el Gobierno ha hecho todo lo posible por ocultar o minimizar los efectos de la crisis ha suscitado entre los españoles una reacción generalizada de «enfado».

Parte de los votantes que han retirado la confianza al Gobierno lo han hecho para otorgar su voto de nuevo a Izquierda Unida, que ve crecer su intención de voto desde el 3,8 por ciento de los comicios hasta el 4,8 que señala Sigma Dos, haciéndose patente que el efecto del voto útil fue uno de los elementos fundamentales detrás de la victoria socialista. La encuesta señala igualmente una fuga de votos socialistas hacia UPN valorado en un punto y medio, así como la estabilidad (1,2 por ciento) del PNV.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído