Moratinos consigue convencer a la UE para levantar las sanciones contra el régimen de los Castro

(PD).- Fue el Gobierno de Aznar el que trabajó laboriosamente para convencer a la UE de la necesidad de presionar al régimen castrista para conseguir su «aperturismo». Ahora, guíados por Zapatero y Moratinos, esta misma Europa ha decidido levantar definitivamente las sanciones contra Cuba que mantiene en vigor desde 2003 y hacer caso omiso a las presiones en contra de EEUU.

«Las sanciones contra Cuba serán levantadas», dijo a los periodistas al término de una reunión del Consejo de Ministros de Exteriores de los 27 en el marco de la cumbre europea de Bruselas.

La Unión Europea, en medio de un proceso de ampliación y redefinición de su marco jurídico y de su política exterior y de defensa, se muestra así dispuesta a abrir un diálogo político incondicional, decisión cuya efectividad será revisada dentro de un año, informaron fuentes diplomáticas.

Las medidas fueron impuestas tras el hostigamiento a la disidencia cubana, con la detención de 75 personas, ejercida por el Gobierno de Fidel Castro en 2003, y supusieron una congelación de las relaciones diplomáticas de alto nivel.

Moratinos ha afirmado que esta decisión es una «buena noticia para los objetivos de la diplomacia española y, sobre todo para las relaciones entre la UE y Cuba». El jefe de la diplomacia española explicó que levantar definitivamente las sanciones permitirá «iniciar una etapa de diálogo con las autoridades cubanas que no esté condicionada», por estas medidas. El diálogo incluirá el ámbito político, pero también la situación de los Derechos Humanos, precisó.

«Estados Unidos tiene su política con Cuba que no compartimos. Le pedimos que respete la política que decide la UE», dijo Moratinos, quién añadió que los europeos tienen «compromisos, intereses y autonomía en política exterior».

España ha defendido hasta ahora en la Unión Europea que la aplicación de estas sanciones diplomáticas no logró el objetivo de presionar para la puesta en libertad de los disidentes. También la Comisión Europea y varios Estados miembros como Alemania, Francia, Italia, Dinamarca, Portugal, Grecia y Chipre respaldaron esta posición en las negociaciones de los Veintisiete.

En 2005, las sanciones fueron suspendidas temporalmente, ante la insistencia del Gobierno de España, y algunos países han venido presionando a favor de su eliminación con el objetivo de favorecer las tímidas reformas puestas en práctica por el presidente Raúl Castro, desde que sucedió a su hermano Fidel.

EEUU, disconforme

Estados Unidos advirtió a la UE que no levante las sanciones impuestas a Cuba, argumentando que esa medida enviaría una señal equivocada al «régimen dictatorial».

«Por supuesto que no apoyamos a la UE ni a nadie que alivie esas restricciones en este momento», dijo el viceportavoz del Departamento de Estado norteamericano Tom Casey.

Según Casey, las reformas introducidas recientemente bajo la presidencia de Raúl Castro son «unos cambios cosméticos muy menores» que no logran poner fin a las políticas represivas bajo el poder de Fidel Castro, según Casey.

El fin de las sanciones de la UE, según EEUU, daría legitimidad a lo que queda de un régimen dictatorial, y los países no deberían indicar que la «continua opresión del pueblo cubano es algo más aceptable ahora que en el pasado».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído