El 11% de los españoles acepta la tortura para casos como el terrorismo

(PD).- El 82% de los españoles se opone al uso de las torturas en cualquier circunstancia y sólo el 11% lo acepta para casos concretos, como el terrorismo, según se desprende de un sondeo internacional de la red de centros de investigación World Public Opinion elaborado en 19 países (aquí el pdf en inglés). En Reino Unido y Francia el porcentaje también es del 82%, muy por encima del 53 de Estados Unidos, del 49 de Rusia y del 36% de Turquía.

En la encuesta participaron 19.000 personas a través de diversos centros de estudio de cada uno de los 19 países analizados y sus resultados han sido divulgados con motivo de la conmemoración del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, que se celebrará el jueves. La media de oposición a la tortura en los 19 países es del 57%, frente a un 26% que la apoya para casos de terrorismo o para salvar vidas inocentes y un nueve por ciento que la apoya en todas las circunstancias.

El sondeo realizado en España, que correspondió al Real Instituto Elcano, revela que el 82% se opone al uso de la tortura en cualquier circunstancia, lo que supone un incremento en 17 puntos (desde el 65 por ciento) desde la anterior encuesta, efectuada en 2006. En ese periodo, el porcentaje de españoles que apoya el uso de la tortura en casos excepcionales, como el terrorismo o para salvar vidas inocentes, ha pasado del 16 al 11%. La encuesta revela también que sólo el 6% de los españoles es partidario del uso de las torturas como forma de procedimiento general.

El siguiente país en la lista es México, en el que un 73% de sus ciudadanos se opone a la tortura en todos los casos, frente a un 24% que la aceptaría para casos de terrorismo o para salvar vidas. El 66% de los encuestados en China y en los territorios palestinos se opone a la tortura en todos los casos. Cantidades similares se registran en Polonia (62 %), Indonesia (61%) y Ucrania (59%).

EEUU, dividido

En Estados Unidos, una modesta mayoría (el 53%) se opone de forma absoluta a la tortura (en 2006, el porcentaje era del 58%), frente a un 44% que la acepta para los casos de terrorismo (en 2006 era un 36%). El 13% la defiende para todas las circunstancias. Estados Unidos está, por tanto, por debajo de países como Azerbaiyán o Egipto, en los que el 54% de sus poblaciones se opone a la tortura.

En la cola de esta clasificación figuran Turquía y Tailandia, ambas con un 36%, e India, con un 28% de ciudadanos contrarios a la tortura. En Turquía, país aspirante a entrar en la Unión Europea, el porcentaje de personas inequívocamente contrarias a las torturas ha pasado del 62 al 36% en sólo dos años. Asimismo, el 51 por ciento justifica las torturas para casos excepcionales, un incremento de nada menos que 27 puntos respecto a 2006. El 18 por ciento la apoya como práctica general.

Idea ampliamente compartida

«Que la tortura por parte de los Gobiernos es una práctica fundamentalmente errónea es una idea ampliamente compartida de una a otra esquina del mundo», declaró el director de WorldPublicOpinion.org, Steven Kull. «En la mayoría de los países se rechaza incluso como justificación para la tortura la posibilidad de obtener informaciones de los terroristas que permitan salvar vidas inocentes», añadió.

Por su parte, una representante de Amnistía Internacional, Yvonne Terlingen, advirtió de la necesidad de que se ponga fin a la tortura, no sólo porque las normas del Derecho Internacional la prohíben, sino porque es «inmoral». «Instamos a todos los ciudadanos del mundo a que presionen a sus Gobiernos para que condenen todas las formas de tortura y maltrato, condenen cualquier acto de complicidad, prevengan la tortura poniendo fin a la detención secreta incomunicada y para que se identifique y procese a los responsables», declaró Terlingen.

Manifestaciones en España

Amnistía Internacional ha convocado para mañana actos en todo el mundo, sobre todo en ciudades como Washington, Dublín, Bruselas o Montevideo, con el fin defender la prohibición de la tortura y de denunciar los argumentos que la justifican o la consideran necesaria para contrarrestar la amenaza del terrorismo.

En el marco del Día Internacional de Apoyo a las Víctimas de Tortura, la organización saldrá a la calle en 15 ciudades de toda España entre los días 26 y 28 de junio, bajo el lema ‘Tortura: que no quede en la sombra’. Además, se recogerán firmas para pedir a los países miembro de la Unión Europea y a Estados Unidos que acaben con las prácticas de tortura y malos tratos en el contexto de la «guerra contra el terror».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído