Rajoy escenifica el fin de la «era San Gil» comiendo con el PP vasco

(PD).- Mariano Rajoy se ha propuesto que las aguas del PP vasco vuelvan poco a poco a su cauce y la formación termine de recuperar la normalidad en el Congreso regional que celebrarán el próximo fin de semana. Ése en el que María San Gil abandonará oficialmente la Presidencia en favor de Antonio Basagoiti.

El viernes pasado, el presidente de los populares envió como avanzadilla a su secretaria general y a su vicesecretaria de Organización. María Dolores de Cospedal y Ana Mato se reunieron con la cúpula de los populares vascos en la sede de Vitoria y les trasladaron que lo que toca ahora es mirar al futuro y centrarse en las elecciones autonómicas, según informa El Semanal Digital.

Seis días después fue el propio Rajoy el que se desplazó a la capital alavesa para limar asperezas antes de la cita que se celebrará en Bilbao los días 11 y 12 de julio y que él mismo clausurará. Lo hizo acompañado del vicesecretario Territorial del PP, Javier Arenas. Como ya sucediera el pasado viernes, San Gil no estuvo presente, ni tampoco otros dos miembros destacados del PP vasco: Carlos Iturgáiz y Jaime Mayor Oreja. Aunque estos porque se encontraban atendiendo otros quehaceres en el Parlamento Europeo.

El resto de los dirigentes vascos acompañaron a Rajoy. Primero, en su paseo por la calles de Vitoria, flanqueado por un pelotón de cargos del partido y de escoltas. Después, en el acto al que les había a ellos y a la militancia en El Caserón, un restaurante a las afueras de la ciudad. Incluso los que estos meses se han destacado por su actitud crítica hacia la Dirección Nacional del PP tras la salida de San Gil estuvieron presentes: Regina Otaola, Carmelo Barrio, Carlos Urquijo, Santiago Abascal o Mikel Urretxu.

Retahíla de discursos optimistas

No fue una reunión a puerta cerrada, sino un reguero de discursos con luz y taquígrafos. Tal vez por eso no hubo reproches en voz alta, sino una calma chicha. El objetivo era transmitir a la opinión pública que la crisis ha terminado. Así lo hicieron los tres presidentes provinciales, Alfonso Alonso (Álava), María José Usandizaga (Guipúzcoa) y Antonio Basagoiti (Vizcaya), y también Arenas y Rajoy.

Arenas incluso mencionó a San Gil cuando tuvo «un recuerdo entrañable» para quienes han dirigido el PP en el País Vasco. El presidente de los populares, por su parte, dio las gracias a quienes le han dado su «ayuda en días que no han sido fáciles». «Han ocurrido cosas dolorosas y que a nadie nos gusta que se hayan producido», subrayó. Y a renglón seguido añadió que, pese a todo, el Congreso regional de la formación será «un éxito».

Tras los discursos, todos ellos (alrededor de 150 personas) comieron juntos en ese mismo restaurante, en un tono distendido.

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído