La campaña de verano de ETA

La campaña de verano de ETA

(PD).- ETA ha hecho explotar varios artefactos en Cantabria. Los etarras están desespearados por subrayar que siguen existiendo. Como cada verano, los facinerosos han optado una vez más por una de esas tropelías fáciles, y con gran impacto mediatico. Es lo que los criminales llaman «campaña de verano» y que no es otra cosa que sembrar de bolbas la costa , para asuatar al turista.

ETA ha emprendido su campaña de atentados veraniegos con la colocación de varios artefactos en localidades turísticas de Cantabria. La primera explosión se ha producido a las 12.12 horas en la playa de La Salvé de Laredo; la segunda, a las 12.50 horas, junto al mástil de la bandera de los socorristas en la playa de Ris, en Noja; la tercera, sobre las dos de la tarde, en la misma playa de Laredo, a unos 300 metros de distancia; y la cuerta explosión, la más fuerte de todas, ha tenido lugar en Noja a las 14.50 horas en el entorno del campo de Golf.

Previamente, un comunicante en nombre de la banda avisó de los atentados a los Bomberos de la Diputación de Vizcaya.

Las dos explosiones registradas en Laredo, una a mediodía y la otra unas dos horas después, han sido de baja intensidad. Los artefactos se encontraban colocados a unos 300 metros de distancia.

La primera de las explosiones no se ha producido de forma provocada pero no ha causado heridos y los daños principales se han registrado en la balaustrada del Paseo Marítimo.

La zona donde se encontraba este primer artefacto, que estaba escondido en una duna, había sido desalojada unos 45 minutos antes. Aunque en ese momento las playas no estaban muy transitadas, debido al mal tiempo, el desalojo ha colapsado la carretera de salida del pueblo en dirección a Bilbao, el lugar de procedencia de la mayoría de los turistas.

La detonación se ha escuchado en todo el pueblo de Laredo, uno de los principales puntos turísticos de Cantabria, y ha provocado una columna de humo de unos 25 metros. La Guardia Civil ha recomendado a los vecinos que permanezcan en sus casas, bajen las persianas y no se asomen a los balcones por si se produce una segunda explosión.

El artefacto que ha estallado en las dunas de la playa de Ris, en el municipio de Noja (Cantabria), lo ha hecho junto al mástil de la bandera de los socorristas. Es una zona situada a unos 50 metros del aparcamiento.

Esta segunda bomba se cree que era de muy baja potencia, o bien estaba muy enterrada bajo las dunas. De hecho, había dos TEDAX de la Guardia Civil a escasos 15 metros y no se han visto afectados.

Avisó a los bomberos

Un comunicante anónimo, que habló en nombre de ETA, informó esta mañana de la colocación de cuatro artefactos explosivos en las playas cántabras de Laredo y Noja y en el campo de golf de este último pueblo, según informaron a Europa Press desde el centro de comunicación de los Bomberos de la Diputación foral de Vizcaya.

El aviso, a través de una grabación en la que se oía la voz distorsionada de una mujer, tuvo lugar a las 10.30 horas y el comunicante señaló que las bombas explotarían entre las 12.00 y las 15.00 horas.

Tras la llamada de alerta, las citadas playas y sus inmediaciones fueron desalojadas. La Guardia Civil montó un dispositivo de seguridad en los alrededores de las playas, hasta donde también se desplazaron agentes de los TEDAX.

También se ha desalojado el campo de golf situado junto a la playa de Ris. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad están buscando allí otro artefacto.

VEA AQUÍ EL ESTADO DE LAS PLAYAS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído