El asesino De Juana redimió cientos de días de condena con documentos falsos

El asesino De Juana redimió cientos de días de condena con documentos falsos

(PD).- Todo el expediente de estudios del etarra todavía en prisión José Ignacio de Juana Chaos es una gran mentira. Consta un documento por el que ha superado el examen de acceso a la universidad para mayores de 25 años fechado cuando él tenía todavía 24 años y nueve meses.

Según informan Casimiro García-Abadillo y Ángeles Escrivá en la edición de este lunes del diario El Mundo, el terrorista también aportó un título de Enfermería, con una detallada información de las asignaturas cursadas y sus notas firmado por la que consta como directora de la Escuela de esta disciplina en la Universidad del País Vasco (UPV): su propia hermana, Altamira de Juana.

Ambas falsificaciones son las que posibilitaron que, a lo largo de sus años en prisión, tuviera acceso a matricularse en tres carreras que pudieron servir para cumplir varios meses (un máximo de 744 días) menos de condena.

Son los datos que se desprenden del expediente archivado en la UPV y que en su día fueron puestos, junto con los de otros etarras, a disposición de la Fiscalía para ser investigados.

Ignacio de Juana Chaos se incorporó a ETA en 1983 e ingresó en prisión en 1987, después de participar en varios atentados que costaron la muerte a 25 personas. Apenas unos meses después de ser recluido manifestó -como el resto de los presos de la banda que sabían que eso reduce sus años de permanencia en la cárcel-, un inusitado interés por cursar estudios, en este caso, de Ciencias Sociales y Comunicación.

Efectivamente, según los datos recogidos en su expediente, a sus 34 años, aparece matriculado en el curso 1989-90 sin que se especifique el modo en que realizó la matrícula.

Constan asignaturas que no existían y la valoración por créditos instaurada 20 años después

El caso es que si se atiende a la fecha del examen, el terrorista, nacido el 21 de septiembre de 1955, contaba apenas con 24 años. Pero, sobre todo, tuviera la edad que tuviera, en las actas oficiales de la convocatoria de 1980 no aparece su nombre.

Con esta gestión se iniciaba un proceso estudiantil en el que no consta ningún suspenso y en el que todas las materias que son superadas lo son con buena nota. Pero en el que siempre hay irregularidades.

De Juana Chaos manifiesta ser un estudiante irregular que algunos años se matricula y otros no. De este modo, en 1997, las convocatorias quedan agotadas y decide solicitar el traslado a la Facultad de Derecho para lo que, de nuevo, utiliza su curso de acceso para alumnos de más de 25 años. Deja pasar el tiempo y se ve obligado a repetir la misma operación, esta vez para acceder en el curso 2002-2003 a la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación.

Constan asignaturas que no existían

Sin embargo, en este caso ocurrió algo con su ‘famoso’ documento para estudiantes ‘tardíos’ porque en la referencia sobre la modalidad de acceso aparecen las letras OF, las que definen a los estudiantes con el primer ciclo superado de cualquier titulación, algo que no ocurre en este caso.

Deja de acreditar estudios cuando el PP sustituye el Centro de Bergara por la UNED

Es aquí donde De Juana aporta documentos de un título de Enfermería de una carrera presuntamente iniciada en 1978 y que presenta varios hechos sospechosos: todas sus calificaciones tienen un ‘coma cinco’; viene encuadrado en el grupo 00, reservado a los considerados en ‘situación especial’ pero que por aquel entonces no estaba creado; junto a las notas aparece su correspondencia en créditos, un sistema que no se instituyó hasta lustros más tarde; y finalmente, aprueba asignaturas inexistentes en aquella época.

Pero hay otro dato todavía más definitivo: si se consulta en los anales documentales de la UPV, el nombre de José Ignacio de Juana Chaos no figura como poseedor de ningún título universitario. En el certificado académico oficial hay tres nombres: el de la secretaria de la Escuela de Enfermería, el de una funcionaria y el de la directora, Altamira de Juana, a pesar de que ésta en su propio currículo no recoge este cargo.

Cientos de días de redención por estudios

Desde 1987 a 2003, De Juana, en aplicación del antiguo Código Penal, obtuvo 3.500 días de redención ordinaria y 1.125 de redención extraordinaria. En este último apartado hay varios bloques de redenciones extrordinarias que coinciden con los años en los que los documentos indican que estudió.

Los años en los que, según su expediente, estudia, le son redimidos, en definitiva, 744 días. Aunque no todos ellos son atribuibles a dicha actividad dado que las redenciones extraordinarias responden a varios conceptos.

De Juana deja de acreditar estudios desde 2003. Hasta ese momento, la entidad que gestionaba las matrículas de los presos de ETA era el centro de estudios Bergara, una delegación de la UNED con departamentos controlados por simpatizantes de la izquierda abertzale.

Desde ese año, el Gobierno del PP decidió que los presos de la banda efectuasen sus estudios directamente en la UNED, al igual que el resto. Casualmente, ese año De Juana dejó de tener redenciones de condena.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído