Francia refuerza la vigilancia de fábricas de explosivos por la amenaza de ETA

(PD).- Las autoridades francesas han reforzado notablemente la vigilancia de las fábricas de Titanobel en las localidades de Vongues y Pontailler tras contrastarse la presencia de un grupo de etarras de los que se sospecha que estaban preparando un asalto de estas instalaciones, según publica el diario francés ‘Le Bien Public’.

El dispositivo de seguridad se ha extendido también a los convoyes que transportan los explosivos que salen de ambas empresas.

La firma Titanobel posee una fábrica en la localidad de Vongues y otra en Pontailler, situadas a ocho y siete kilómetros, respectivamente, de la casa que un grupo de miembros de la banda terrorista ocupaba en el pequeño municipio Montmançón, con apenas 159 habitantes.

Entre los ocupantes de la casa, alquilada desde el pasado 1 de julio, se encontraban el dirigente del aparato militar de ETA Asier Eceiza Ayerra y la presunta miembro del ‘comando Vizcaya’ Olga Comes Arambillet, que fueron detenidos el pasado día 25 tras sufrir un accidente de tráfico y darse a la fuga y que anoche fueron enviados a prisión.

Dos días más tarde de su arresto, el domingo pasado, la Gendarmería localizó la casa con jardín en la que los etarras llevaban viviendo desde principios de mes.

Sin embargo, no eran los únicos ocupantes del inmueble ya que en su interior se han localizado cinco colchones lo que evidencia que eran al menos cinco los ocupantes de la vivienda.Los vecinos de la zona aseguran haber visto a otros dos hombres, ninguno de los cuales era Asier Eceiza.

Responsables de la lucha antitetorrista sostienen la hipótesis de que se trataba de un grupo de miembros encuadrados en el aparato militar de la banda que estaba preparando un robo de explosivos en alguna de las fábricas de la zona.

Mientras Asier Eceiza y Olga Comes ingresaban este martes en prisión, los especialistas del departamento de Policía Científica están trabajando con las huellas y los restos biológicos encontrados en la casa de Montmançon para tratar de identificar a todos los miembros de ETA que pudieran haber estado alojados en el inmueble.

La declaración de los vecinos ha permitido conocer que al menos dos de ellos se dieron a la fuga la noche del viernes pasado, cinco horas después de la captura de Eceiza y Comes, posiblemente tras enterarse por los medios de comunicación del arresto de sus compañeros.

Los etarras que se encontraban todavía en la casa antes del arresto se llevaron todo el material comprometedor que pudiera haber en ella ya que un testigo presenció como dos hombres cargaban material metálico en un vehículo antes de darse a la fuga, a las 22.30 horas del viernes.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído