Pujol: «La relación entre Cataluña y el resto de España es peor que nunca»

(PD).- «No es cierto que el español esté perseguido en Cataluña». Jordi Pujol se queda tan pancho con estas declaraciones. El líder nacionalista asegura además que «hay un desapego de Cataluña, y en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros». A su juicio, «hemos sido siempre de una lealtad absoluta. No creo que nadie pueda acusar de desleal» a Cataluña durante los 30 años de democracia.

Para el ex presidente de la Generalidad, elegido por El Mundo como uno de los grandes protagonistas de los 30 años de democracia, «hay un desapego de Cataluña, y en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros».

¿Su sueño entonces era una Cataluña independiente integrada como país en Europa?

No, eso no lo he creído nunca. Siempre defendí una España democrática, en la cual Cataluña tuviera el reconocimiento de personalidad propia, diferenciada dentro del Estado. En el 77, Convergència definió nuestra actitud con tres conceptos: teníamos que ayudar a la estabilidad española, para que España pudiera hacer su arranque bien, la gobernabilidad y la continuidad. Ahí no había ningún atisbo separatista.

En estos momentos hay un desapego de Cataluña, y en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros, y eso es porque, aunque Cataluña ha sido fundamental en el desarrollo autonómico, el problema propiamente catalán no se ha resuelto bien. La autonomía de España se va implantando por arrastre: Cataluña pide una cosa en la que nadie había pensado y luego los demás lo piden. Pero esta aportación positiva al resto del Estado se hace a través de una tensión que nos ha perjudicado.

A su juicio, «el problema propiamente catalán no se ha resuelto bien», según dice en una entrevista en el diario El Mundo. Acerca del papel de esta comunidad autónoma a lo largo de la democracia Pujol aseguró que «hemos sido siempre de una lealtad absoluta. No creo que nadie pueda acusar de desleal a Cataluña».

El político nacionalista afirmó además que sería imposible reeditar los Pactos de la Moncloa en un momento en el que la economía está inmersa en una grave crisis. «Rodríguez Zapatero no tiene la fuerza moral que tenía Suárez para pedir esto. ¿Cómo lo puede pedir si el Gobierno ha estado diciendo hasta hace tres meses que hablar de crisis económica era antipatriótico?», se preguntó Pujol.

Acerca de su relación con los anteriores presidentes del Gobierno, el líder nacionalista dijo que «con Felipe González las cosas inicialmente fueron mal, incluso muy mal. Pero cuando el PSOE necesitó un apoyo para sacar el país adelante se lo dimos, en el peor de sus momentos». De Aznar aseguró que «le dimos nuestro apoyo en el 96 porque el interés general del los españoles lo requería. Y el resultado fue bueno». Añadió además que el popular «era un hombre de palabra, del que te podías fiar».

Jordi Pujol niega que en Cataluña se esté intentando conseguir la inmersión lingüística arrinconando al castellano. «No es cierto que el español esté perseguido en Cataluña. No hay un niño de seis años que no hable castellano». Además, sobre la iniciativa de varios ayuntamientos que no izan la enseña española ha asegurado que «aquí no ha habido guerra de banderas, no hay problema. Respetamos nuestros símbolos y los del Estado, y la ley se cumple».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído