Carta de los trabajadores de Spanair a ZP: «Tenemos que expresar nuestra más fuerte indignación por la actuación de la ministra»

«Estimado Sr. Zapatero:
Los trabajadores de Spanair, nos vemos obligados a dirigirle esta carta pública en relación con la reciente comparecencia de la ministra de Fomento en el Congreso de los Diputados.
Lamentablemente, señor presidente, tenemos que expresar nuestra más fuerte indignación por la actuación de la ministra en la comparecencia. No es nuestra intención cuestionar las razones que le pueden haber llevado a usted a depositar su confianza en la señora Álvarez como ministra de Fomento. Sin embargo, es nuestro derecho expresar, como ciudadanos y profesionales del sector del transporte aéreo, nuestra perplejidad por el alto grado de desconocimiento y falta de honestidad demostrada por la ministra.
Podemos entender que en el ámbito de la comparecencia se produzcan algunos errores o deslices, pero no podemos aceptar la manifiesta estratagema de la ministra de utilizar de forma parcial e incriminatoria información relacionada con el accidente del JK 5022. Nuestra percepción no es otra que la ministra pretende «escurrir el bulto» de cualquier responsabilidad relacionada con la seguridad aérea, y en cualquier caso alimentar un sentimiento público de indignación contra Spanair haciéndola responsable directa del accidente.
A la vista de los titulares del día 30 de agosto, es evidente que la señora Álvarez ya ha alcanzado su objetivo, revelando de forma notoria y como información trascendente que Spanair intentó sustituir el avión accidentado. La predeterminación de la ministra a su objetivo, le ha motivado a distribuir conversaciones grabadas a empleados durante su trabajo, que quedan tergiversas en el presente contexto.
La señora Álvarez ha conseguido que esta actuación de Spanair, absolutamente normal en el ámbito de cualquier compañía de red que se preocupe por proporcionar un servicio al pasajero lo más puntual posible, sea interpretada como una evidencia de la «culpabilidad» de Spanair y sus empleados en la catástrofe. Más aún, parece pretender promover una sensación de «inducción al accidente» contra natura por parte de Spanair.
Los empleados de Spanair, desde el pasado día 20 estamos llorando a nuestros compañeros, como lo han hecho los familiares de los pasajeros, amigos y familiares muertos. Nosotros sentimos con un tremendo dolor y frustración el fallecimiento de nuestros pasajeros, pensando que a pesar de todo nuestro esfuerzo y dedicación, en el JK 5022 no hemos conseguido nuestro más alto objetivo: garantizar una operación segura a nuestros clientes.
El nivel de exigencia de todos nosotros, profesionales acreditados del sector, miembros del Grupo SAS, de la principal alianza internacional de aerolíneas «Star Alliance», auditados por la IATA, por Boeing y certificados por el propio Ministerio de Fomento, siempre ha sido muy elevado. Nos sentimos orgullosos que dentro de nuestro colectivo se encuentren renombrados profesionales que participan activamente en los esfuerzos de la industria aérea por promover la seguridad, hacer más humano y accesible el transporte aéreo.
Nos hemos sentido muy orgullosos de que cien millones de pasajeros, entre los que se encuentran miembros de las familias Reales de España, de los Países Escandinavos, de la clase política y empresarial de toda España hayan elegido en reiteradas ocasiones viajar con Spanair. Para nosotros ha sido un reconocimiento a nuestra labor y seriedad, a nuestro compromiso profesional y al de Spanair por servir a nuestra sociedad.
Por el contrario, ahora nos sentimos humillados, apaleados, difamados por la conducta de un miembro de su gobierno. Desconocemos si usted aprueba y/o dirige la estratagema de la señora Álvarez. Nos gustaría pensar que su posición es distante y distinta.
Cualquier profesional del trasporte aéreo sabe que este es un sistema en mejora continua, que siempre hay alguna brecha que cerrar, un mejor rumbo o una alternativa mejor. La señora Álvarez ha demostrado en su comparecencia que ella está por encima del resto de los mortales y las responsabilidades no le tocan ni de cerca. Esta es una actitud que el modelo internacional de seguridad del transporte aéreo promovido por la OACI ha desechado por no contribuir a la mejora en la seguridad, es decir no reduce la siniestralidad. La señora Álvarez parece que se siente muy cómoda utilizando una ley preconstitucional como la de Navegación Aérea y una gestión policial basada exclusivamente en la vigilancia numérica y el castigo.
Nosotros, como profesionales del transporte aéreo comprometidos con la seguridad, echamos de menos que su Gobierno no haya emitido un Plan Nacional de Seguridad Operacional, tal y como le demanda la OACI desde el 23 de noviembre de 2006. Este incumplimiento internacional de España nos ocasiona una falta de guía apropiada a los profesionales que tenemos que suplir con nuestro propio conocimiento y voluntad. Nosotros sólo podemos apelar ante usted contra el linchamiento a que se nos somete inducido por la señora Álvarez a través de su desordenada, frívola, y deshonesta comparecencia.
El colectivo de profesionales de Spanair, representados por todo el arco de diversidad de los sindicatos del sector, siempre hemos hecho gala de un sentimiento de responsabilidad social coherente con los mejores principios de nuestro país. Somos 4.000 empleados con nuestras respectivas familias que pronto, si usted no lo remedia, gracias a la conducta de la señora Álvarez probablemente habremos perdido nuestro empleo, como medio de subsistencia vital y de contribuir al crecimiento de España.
Es ahora usted, como presidente del Gobierno, quien tiene en su mano salvarnos o dejarnos al desamparo de un injusto linchamiento. Este sin lugar a dudas finalizara más pronto que tarde con la pérdida de nuestros puestos de trabajo, bien sea por la pérdida de confianza de nuestros clientes ante las difamaciones vertidas, o bien porque el clímax social incentivado por la señora Álvarez demande una acción ejemplar como la del César, retirar el Certificado de Operador a Spanair.
Señor presidente, le pedimos que usted haga un gesto público que despeje cualquier sombra de dudas sobre la actuación de Spanair y sus profesionales.
Confiando en su buen juicio y ejercicio de la responsabilidad, esperamos su respuesta.
Los trabajadores de Spanair

CARTA PUBLICADA POR EL DIARIO ABC

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído