El crecepelo milagroso de José Bono

(PD).- La preocupación de casi todo hombre público que vive ya los 58 años, e incluso antes, es el pelo, escaso pero tendiendo a una incipiente y, en algunos casos, galopante calvicie. Tal parecía estar sucediéndole a José Bono. Mal indicio. Hasta ahora.

La propia gente del PSOE reconoce un cambio, deliberado, del presidente del Congreso. Incluso algo retrasado dada su natural coquetería, se comenta por los pasillos. Aseguran los propios socialistas a Garganta Profunda de El Semanal Digital que a Bono le ha aparecido pelo, como por arte de magia, en el frontispicio en cuestión de unos meses.

El embellecimiento del castellano-manchego fue evidente a su regreso de vacaciones en su entrevista este mismo lunes en el programa Los desayunos de TVE que dirige y presenta Pepa Bueno. Y sí, apuntan los más retorcidos, los maquilladores del ente hacen milagros, pero no tantos como para sacar a José Bono en pantalla con una cabellera intacta.

Desde luego, observando las imágenes, existen pocas dudas de las supuestas pilosidades sobrevenidas de Bono. Tal parece una manipulación capilar. Así pues, y como la técnica avanza que da gusto, se ha extendido raudo y veloz el rumor de que nuestro protagonista ha echado mano de implantes para ordenar su cráneo. Una «mejora» en toda regla.

Tal vez, en sus cabellos, como en Sansón, radique la fuerza del ex barón socialista y ex ministro, reconvertido en tercera institución del Estado, para hacer frente a una rentrée en la plaza en la que su partido del alma debe negociarlo todo. Difícil, muy difícil.

Todo el mundo da por hecho que José Bono va a dejar huella a su paso por el Congreso. Rodeado siempre de expectación, lo cierto es que el tercer vértice del presidente José Luis Rodríguez Zapatero en la Carrera de San Jerónimo seguirá transitando su senda peinándose de delante hacia atrás.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído