Rajoy presenta más de 100 medidas para salir de la crisis

(PD).- El presidente del PP se ha adelantado a ZP. Mariano Rajoy ha presentado a empresarios y sindicatos todas sus propuestas económicas para poder salir de la crisis cuanto antes. El líder de los populares se ha mostrado convencido de que puede salir de la actual recesión, tal y como sucedidó en los años 70 y 90, siempre y cuando se tomen las medidas cuanto antes.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha afirmado que está dispuesto a apoyar al Gobierno de Zapatero a «tomar decisiones que no son fáciles» en materia económica, con tal de salir de la crisis «lo más pronto posible y de la mejor manera posible».

Rajoy hizo este anuncio durante un desayuno en la sede nacional del PP con destacados empresarios, representantes sindicales y agentes sociales. Con ellos abordó la situación económica de España y les pidió «opinión» sobre las propuestas de su partido e «ideas» para «ayudar al Gobierno» en estos momentos.

El líder de los populares, que confió en que este tipo de encuentros tengan «continuidad en el futuro», hizo un repaso de las medidas que el PP ha planteado públicamente en los últimos meses para salir de la crisis económica y que incluso ha llevado al Parlamento con poco respaldo de otras formaciones.

Rajoy se mostró convencido de que España «va a salir» de la crisis y deseó que sea «lo más pronto posible y de la mejor manera posible», pero advirtió de que «cada día sin tomar medidas» se está perjudicando «a la economía y a nuestras empresas».

Apuntó que de las crisis económicas «se acaba saliendo tarde o temprano, pero el cómo se sale y cuándo se sale depende en gran medida de las medidas económicas que se tomen». En su opinión, el «elemento clave» para superar la actual coyuntura es la «confianza».

Rajoy insistió más de una decena de ocasiones en que es necesario «generar confianza», porque «haciendo declaraciones que sólo contribuyen a generar desconfianza y haciendo un análisis nuevo cada día sólo se consigue que la gente no tenga clara quién es el responsable de la política económica del Gobierno».

«UN MOMENTO MUY DIFÍCIL» El presidente del PP advirtió de que España atraviesa «un momento muy difícil» porque la crisis internacional es «de grandes proporciones» y afecta «a todos los sectores económicos».

Apuntó que «todas las crisis han tenido una dimensión internacional y otra nacional», por lo que España no puede ser «ajena» y debe ser consciente de que «no hay un ciclo económico exclusivamente español pero sí existe una dimensión española de la crisis».

Rajoy añadió que los más jóvenes «no han conocido una crisis como esta», la cual comparó con la sufrida a principios de la década de los 90 por constituir un buen ejemplo de «cómo salir antes de la crisis» a partir de las recetas que el Partido Popular aplicó entonces tras su llegada al poder en 1996.

En su opinión, la crisis de la «burbuja tecnológica» entre el año 2000 y el 2002 no fue tan grave para España porque entonces disponía de un gobierno que supo aportar «confianza en la economía española como nunca se había tenido» y que dio «solidez» al sistema de bienestar.

Con un tono pedagógico, Rajoy sacó tres lecciones de aquellas crisis para afrontar la actual: que el Gobierno tiene la «obligación de realizar el analisis más relista», que «siempre se puede hacer algo para salir antes y más reforzados de la crisis» y que es necesario dar «una imagen de rigor y seriedad».

A su juicio, el Ejecutivo de Zapatero tiene un problema porque la desconfianza en la economía «ha reducido al límite la liquididez» y ahora es necesario reforzar la reputación de las empresas para disponer de crédito.

«Es una carrera de credibilidad y lo cierto es que el Gobierno de España la está perdiendo por hacer un análisis defectuoso de la situación, por echar la culpa al señor Bush y por desconocer nuestro déficit exterior. «El Gobierno no sólo no hace el análisis correcto sino que es incapaz de presentar un conjunto de medidas económicas», criticó.

Pese a las críticas, Rajoy adujo que el PP «está dispuesto a ayudar» al Ejecutivo con propuestas concretas, como llevar la austeridad a las cuentas públicas, incentivar a las empresas a reinvertir los beneficios, bajar el Impuesto de Sociedades a las pyme hasta el 20%, incrementar la deducción por hipoteca hasta el 25%, hacer reformas estructurales dado que ahora «no podemos devaluar el tipo de cambio», vigilar el aumento de los precios y publicar la lista de empresas más inflacionistas, apostar por la innovación y cambiar el sistema educativo.

Todas estas medidas ya están incluidas en los diversos documentos económicos elaborados por el Partido Popular durante los últimos meses, pero Rajoy volvió a ponerlas sobre la mesa delante de los empresarios y agentes sociales para demostrarles que el PP tiene una «alternativa» y quiere «ayudar» al Gobierno.

«TOTALMENTE PREPARADO»

En este sentido también incidieron la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el coordinador de Economía y Empleo del PP, Cristóbal Montoro, en sus intervenciones iniciales durante el desayuno con empresarios, sindicatos y agentes sociales.

Cospedal subrayó que el PP tiene «una alternativa para el gobierno de España» y quiere demostrar que está «totalmente preparado» para tomar las riendas del país cuando lleguen las próximas elecciones generales.

«El PP está preparado para gobernar España, estamos preparados para ser la alternativa y para que España salga de la crisis hace falta un gobierno que genere seguridad jurídica pero hace falta también una clase empresarial segura y con posibilidades», dijo.

Por su parte, Montoro deseó que la actual crisis económica sea «lo más breve y lo menos perjudicial posible» y recordó como «clave de esperanza» lo hecho por el PP a su llegada al Ejecutivo en 1996.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído