El merluzo de Pepiño califica de «positiva» una reunión ZP-Montilla que nunca existió

(PD).- Por la boca muere el pez, en este caso el merluzo. El vicesecretario general del Partido Socialista, José Blanco, se metió ayer él solito en un embrollo que le ha dejado a los pies de los caballos y que ha puesto en evidencia su capacidad para mentir sin el menor descaro.

A Blanco no le tiembla el pulso para dar todo tipo de detalles sobre cuestiones que desconoce en absoluto. Mejor quedar de bocazas que de no enterado, debió pensar el gallego.

‘El Periódico de Catalunya’ publicó una información según la cual el presidente del Gobierno y el president de la Generalitat se reunieron en secreto el pasado 4 de septiembre.

Le preguntaron los periodistas a Blanco por el asunto y el vicesecretario general del PSOE se tiró de cabeza a la piscina, sin saber siquiera si había agua.

Con un descaro total, afirmó tajante Pepiño Blanco que todo había ido muy bien y que habían logrado «encauzar» las negociaciones sobre financiación.

EL MERLUZO BLANCO

Cuando se supo que todo era un bulo, salió a la palestra Zapatero y soltó que que habla «de vez en cuando» por teléfono con el president, pero negó, igual que la Generalitat, dicho encuentro secreto.

A eso se llama meter la pata y hasta el fondo. Tanto que José Blanco ya no tuvo arrojos de salir ante las cámaras a aclarar el entuerto. Se remitió a sus portavoces para desmentir sus palabras.

Y así, la agencia EFE acabó informando que fuentes del PSOE explicaban que el vicesecretario general del PSOE había entendido que la reunión debía formar parte de los contactos que habitualmente mantienen el jefe del Ejecutivo y el presidente de la Generalitat y que, por tanto, había dado por buena la información del diario, pese a no tener constancia de ese encuentro concreto.

Está claro que como adivinador, como intérprete de las claves políticas, Blanco no tiene precio, ni parangón. ¿Será igual de riguroso con sus predicciones sobre la economía? De momento, el ‘vice’ del PSOE sigue con la cabeza escondida en sus despachos de Ferraz.

Mejor que pase el tiempo que reconocer que se es un bocazas. Si es que, lo dicho, por la boca muere el pez. O el merluzo.

EL PERIÓDICO DEL GRUPO ZETA AL RESCATE

Según informó en su edición de hoy ‘El Periódico de Catalunya’, el pasado 4 de septiembre Zapatero y Montilla se reunieron en La Moncloa en un encuentro secreto en el que acordaron rebajar el tono de las declaraciones públicas en las negociaciones sobre la financiación autonómica. Así, si antes el PSC había puesto en duda su apoyo a los Presupuestos del Estado, después de aquella reunión el president de la Generalitat admitía que la crisis obligaba a rebajar las expectativas y Zapatero reconocía de nuevo públicamente que Cataluña necesita mejorar su sistema de financiación.

En este sentido, preguntado por estas informaciones durante su intervención en los ‘Desayunos de TVE’, Blanco confirmaba dicho encuentro calificándolo de «positivo» porque «siempre los encuentros entre los presidentes autonómicos y el presidente del Gobierno son positivos». «Desde luego ha servido para encauzar el debate sobre financiación autonómica», añadió el vicesecretario general del PSOE, que poco después se encontraba con un desmentido de la Generalitat de Catalunya, que negó rotundamente que dicha reunión se hubiera producido en algún momento.

Rectificación de Blanco

El propio secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, manifestaba que él no tenía conocimiento de dicha reunión, aunque se apresuraba a dejar claro que Montilla «tiene carácter, independencia y su propia dinámica y no da cuentas a nadie». Fuentes próximas a Blanco aseguraban poco después que el dirigente socialista respondió a esta pregunta dando por buena la información de ‘El Periódico de Catalunya’, aunque no tenía constancia de que dicho encuentro se hubiera producido y fórmulo su respuesta partiendo de la base de que los contactos entre dirigentes socialistas son frecuentes.

En este mismo sentido se pronunció el presidente del Gobierno en rueda de prensa junto al primer ministro checo, Mirek Topolánek.

«Desde luego, hablo con el señor Montilla de vez en cuando, pero ha sido telefónicamente», aseguraba Zapatero tras ser interrogado por este asunto y después de haber dejado claro que la Generalitat ya había «desmentido» las informaciones sobre ese encuentro secreto con el primer secretario del PSC.

En todo caso, dijo desear poder tener «un encuentro en un futuro no muy lejano» en el que se pueda que decir que se está «ya en una vía de entendimiento en materia de financiación autonómica», pero precisó que no se refería sólo a un acuerdo con la Generalitat, sino con el «conjunto de comunidades».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído