La agenda política de ZP pisa la alfombra roja

La agenda política de ZP pisa la alfombra roja

(PD).-La agenda política radical de ZP pisará la alfombra roja de los Oscars con «Los Girasoles Ciegos», un alegato a favor de la memoria histórica en pleno debate por los desaparecidos de la Guerra Civil. En la cartelera cultural sobran autores que quieran defender las tesis del Gobierno ZP. El film «Camino», de Javier Fesser, se meterá con el Opus Dei en plena batalla con la Iglesia por el aborto y la obra teatral «Urtain» intentará hacer memoria de la que le gusta al PSOE mostrando al franquismo como un régimen corrupto y manipulador. Una auténtica maquinaria cultural al servicio del Gobierno.

LOS GIRASOLES CIEGOS

La decisión de Baltasar Garzón de reclamar información a ayuntamientos, entidades y a la Conferencia Episcopal Española sobre desaparecidos durante los años de represión del franquismo se produce sólo tres días después del estreno de la película «Los girasoles ciegos». El director José Luis Cuerda decidió adaptar ‘Girasoles ciegos’ al cine porque le resulta ‘asqueroso’ que se niegue a las familias de las víctimas de la Guerra Civil española el derecho a saber dónde están sus muertos, dijo el realizador en Toronto.

Ocurre en este espinoso asunto que la simpatía está siempre con los vencidos y se supone que los vencedores ya tuvieron suficiente con la victoria. Como escribía José Antonio Zarzalejos, «suele olvidarse —y puestos a poner retroactividad a la justicia ¿por qué Garzón no se remonta a 1936, o a 1934, o a 1931?— que en esa malhadada guerra perdimos todos porque habría que buscar con lupa la familia que en un bando o en otro no se haya visto afectada por la desaparición, el expolio, el asesinato o la injusticia. ¿Seguro, Garzón, que no eres un “girasol ciego”, tan confuso como los que describió Méndez en su postrera y única novela?»

«No me apetecía leer un libro pensando en adaptarlo al cine. Y cuando lo leí, tampoco pensé adaptarlo’, afirmó Cuerda. «Cuando abordo un proyecto como éste procuro poner en marcha los mecanismos menos brutales que yo pueda tener dentro, porque los tengo. Por ejemplo hay un par de secuencias de los que yo tengo datos de primera mano y que no quise incorporar a la película. ‘No se está pidiendo la lista de quiénes los mataron sino de los muertos para que sus familias puedan enterrarlos. Que esto sea discutible es asqueroso’, aseguró. «Me hubieran dicho que era un hijo de puta (sic) rojo que quería haber cargado las tintas. Pero no lo puse porque no lo creí necesario’ explicó.

«CAMINO»

En la película de Javier Fesser mse muestra de un modo explícito y directo el contraste entre la salud del cuerpo y la salud del alma’, nacido a partir la dolorosa enfermedad de Camino, nombre que también pertenece al libro de referencia para los seguidores del Opus Dei que escribió su fundador Jose María Escrivá de Balaguer en 1939. Aunque esté concebido como ‘una historia de amor con un componente religioso que condiciona su naturaleza’, el retrato de esta familia muestra prácticas y creencias asociadas al Opus Dei.

Fesser firma una superproducción de cinco millones de euros con efectos especiales, que llega a los cines el 17 de octubre. El director tiene «la absoluta convicción de que nada de lo mostrado va a disgustar al Opus Dei». No ha realizado la cinta con el fin de criticarlo, aunque no le gusta que la organización «considere haber encontrado la verdad y se empeñe en venderla».

«Camino» es un melodrama de dos horas y media que se fuga al mundo fantástico cuando recrea los sueños de la pequeña. ‘Camino’ se enfrenta a dos acontecimientos opuestos y nuevos para ella: enamorarse y morir. Según cuenta Oskar Belategui en su crítica en El Ideal.es «es una inocente beatilla que vive feliz hasta que un tumor la condena entre hospitales. Se resigna a su dolor contagiada de la fe inquebrantable de su madre, una esfinge fría y terrible que llega a decirle que siente envidia de ella porque pronto conocerá a Jesús»:

Una vez ingresada en la Clínica Universitaria de Navarra, se pone en marcha una maquinaria de intrigas para beatificar a la niña. Fesser niega que su película critique al Opus Dei, pero retrata como una secta de fanáticos sin sentimientos a familiares, médicos y sacerdotes. Muestra con afán documental la vida de clausura de las numerarias, meras sirvientas al servicio de los varones de la orden. Le ha salido un filme emocionante y valiente, pero también excesivo y agotador. Provoca risas nerviosas cuando la madre reprime su sentimiento más visceral, el maternal, en aras de la fe.

«URTAIN»

El Centro Dramático Nacional y Animalario llevan al teatro la vida del mítico boxeador.que «fue utilizado como un símbolo, una marca, como la del toro, el coñac, o la España de raza que tanto gustaba a Franco», matiza su director Andrés Lima. «Pero su vida pasa a ser más interesante en el momento en que le abandonan y él empieza a buscar su propio camino. Es un héroe trágico clásico, como los de las tragedias griegas», añade.

Dividido en diez asaltos y escenificado como una recapitulación de la vida del boxeador a partir de su suicidio en 1992, apenas unos días antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona, «el montaje refleja de forma admirable toda la miseria moral de un régimen corrupto y manipulador», según la visión de Miguel Angel Villena.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído