¿Serán tan cretinos de no mencionar a ETA?

Han sido casi 10 días de cine y lujo. San Sebastián pone fin este sábado a la 56ª edición de su Festival Internacional de Cine. Pero no sólo ha habido películas estos días. En pleno festival, ETA truncó la vida del brigada Luis Conde, dejando viuda y un hijo. La organización emitió un comunicado de condena. ¿Es suficiente? No. En la fiesta de clausura, su director, Mikel Olaciregui, y los cientos de artistas invitados, tienen la oportunidad de oro. ¿La dejarán pasar otra vez?

Desde diferentes sectores se ha pedido durante años a la organización del Festival Internacional de Cine de San Sebastián que expresión inequívocamente la condena de ETA, con poco o nulo resultado. Tampoco de los artistas a títulos particular las declaraciones han sido numerosas ni efusivas.

En esta ocasión, Unión, Progreso y Democracia del País Vasco ha pedido a la organización del Festival Internacional de Cine de San Sebastián que exprese su condena a ETA y muestre su solidaridad con la familia del último asesinado, el brigada Luis Conde, durante la gala de clausura que tendrá lugar el sábado.

El certamen donostiarra emitió un comunicada en el que expresaba su rechazo a ETA y su solidaridad con las últimas víctimas de la banda, como expresó el pasado lunes en una nota incluida en su página web, que también se leyó ese día antes de las proyección de las películas de las sesiones de tarde y noche de la Sección Oficial y Zabaltegi, en el Kursaal, y de la sesión de prensa en el Teatro Principal.

Pero, ¿esto es suficiente? Como dice el partido liderado por Rosa Díez: ‘No es suficiente.’

«Los artistas invitados y, especialmente, a su director Mikel Olaciregui, deberían tener un gesto público claro, inequívoco, contra la violencia terrorista, un gesto solidario visible por la sociedad».

Este sábado es la gran fiesta. A las nueve comienza. Es una oportunidad de oro para que los organizadores, artistas y su director se manifiesten en contra de la existencia de ETA y muestren su solidaridad con la familia de Luis Conde a través de palabras expresas y guardando un minuto de silencio.

Tal y como recuerda Unión, Progreso y Democracia, «San Sebastián es una ciudad especialmente castigada por la violencia, donde representantes de diversos colectivos viven permanentemente amenazados y sin libertad, por lo que sería una buena noticia una posición pública de apoyo, un reconocimiento oficial a los que han sufrido y sufren la persecución de ETA«.

«Entendemos que para ganarse el aplauso del público no es suficiente la creación artística. Esta debe ir acompañada de un compromiso político a favor de los más elementales derechos humanos».

Es hora de dar la cara por la paz y la libertad de los ciudadanos vascos que no pueden disfrutar de sus derechos sin poner en juego su propia vida y la de su familia. Los artistas tienen este sábado una gran oportunidad de dar un revés, desde su posición privilegiada, a los terroristas y al entorno que la mantiene viva. Las televisiones harán de repetidor. ¿Lo desaprovecharán? ¿No es esto una causa justa para ellos? Hoy habrá que estar muy atentos al plumero.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído