Ibarretxe seguirá con su raca, raca…

(PD).- El lehendakari Juan José Ibarretxe volverá a presentarse como candidato del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en las elecciones autonómicas del próximo mes de marzo, según ha anunciado hoy el presidente del partido, Iñigo Urkullu.

Urkullu e Ibarretxe han intervenido ante decenas de miles de personas en el Alderdi Eguna (Día del Partido), que el PNV ha celebrado en las campas de Foronda, a las afueras de Vitoria. Al final de su discurso, Urkullu ha anunciado que en las elecciones autonómicas de marzo Ibarretxe repetirá como candidato.

Serán las cuartas elecciones vascas en las que Ibarretxe será cabeza de lista del PNV. Las primeras fueron en 1998. Siguiendo el procedimiento interno del PNV para elegir a sus candidatos, el EBB (la ejecutiva) propondrá a Ibarretxe para que sea ratificado por las organizaciones locales.

«Compromiso de futuro»

Urkullu ha justificado la elección porque Ibarretxe representa «el compromiso de futuro, desarrollo, bienestar y autogobierno, representa el compromiso del PNV con este pueblo, alguien que sepa atajar una crisis económica y que sea capaz de aglutinar una mayoría de vascos detrás de nuestro proyecto».

El lehendakari, que no hizo referencias directas a su candidatura en su discurso, sí ha preguntado a los presentes: «¿Cómo me veis? Estoy lleno de energía, estoy ilusionado», ha respondido.

Además de la confirmación de Ibarretxe como candidato, la otra novedad del acto ha sido el anuncio realizado por Urkullu de que el próximo día 25 de octubre, el día en el que se iba a celebrar la consulta, el PNV intentará unir Gernika y Vitoria con una cadena humana, como un símbolo que una la sede tradicional de las Juntas vascas con la del Parlamento en el que aprobó la consulta.

La consulta prohibida por el Constitucional ha centrado buena parte de los discursos de Urkullu e Ibarretxe. Según el presidente del PNV, «la cerrazón y negativa absoluta de Rodríguez Zapatero a hablar de nuestro futuro político con los partidos políticos, con nuestras instituciones, con el lehendakari, otorga a ETA unas expectativas que en ningún caso debería tener».

Elecciones autonómicas

Iñigo Urkullu también se ha referido a las próximas elecciones, señalando que «el tiempo parece alimentar un nuevo matrimonio entre Patxi López (PSE) y Antonio Basagoiti (PP). Uno dice que dará sus votos gratis para desalojar al PNV de Ajuria Enea y el otro se deja querer. Una vez más, en todas partes a la greña menos en Euskadi, que están a partir un piñón».

«Lo importante es llevar al PNV a la oposición», ha agregado; «es legítimo, pero lo que quieren es un Gobierno vasco domesticado».

Por su parte, el primer mensaje del lehendakari ha sido para ETA, que tiene que desaparecer: «nosotros ya se lo decimos, pero es la izquierda abertzale la que tiene que decírselo». El lehendakari les ha advertido de que no vale predicar el diálogo y luego no condenar las bombas.

Su segundo mensaje ha sido para el presidente Rodríguez Zapatero: «no son de fiar; conmigo no abren un proceso de diálogo, pero con Batasuna y con ETA, sí». «Ha pasado igual con la crisis económica, primero la ocultaron para tener un puñado de votos en las generales. ¿Cómo va a resolverla quien la ocultaba? Hoy la economía vasca aguanta mejor y crece más que la economía española», ha resaltado Ibarretxe.

El referendum de Ibarretxe

El lehendakari ha agregado que «defender la identidad vasca está directamente relacionado con el bienestar. No se pueden separar los dos planos. El pueblo al que prohíben dar su opinión ¿cómo puede conseguir el bienestar para sus hombres y mujeres?», se ha preguntado.

El lehendakari ha apuntado que «la consulta es un instrumento, y conseguiremos llegar a ese instrumento en algún momento. Como dijo Aníbal, buscaremos todos los caminos, y si no los encontramos, los inventaremos».

«Lo que está en juego no es una consulta, lo que está en juego es que los vascos tenemos prohibido el dar nuestra opinión. Se nos niega el derecho a opinar. Jamás aceptaré que nadie me niegue dar mi opinión», ha insistido.

Respondiendo a los que le critican por insistir en la consulta, el lehendakari ha concluido que «sectario es el que prohíbe al pueblo vasco dar su opinión, divide quien prohíbe que se pueda preguntar».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído