Caldera destinó más de 4.000.000 de euros a una residencia de su pueblo

Caldera destinó más de 4.000.000 de euros a una residencia de su pueblo

(PD).-El diputado Jesús Caldera ha destinado más de cuatro millones de euros para reformar y ampliar una residencia de ancianos de su pueblo natal (Béjar, Salamanca) durante su etapa como ministro al frente de la cartera de Trabajo y Asuntos Sociales, tal y como figura en la información a la que ha tenido acceso ÉPOCA.

Para ello, Caldera se ha servido de los fondos públicos que gestionaba su ministerio y que aportan los ciudadanos mediante el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (señalando la casilla otras organizaciones con fines sociales; desde este año el 0,7%, antes el 0,52%).

Como destaca el portavoz adjunto de Asuntos Sociales del PP, Miguel Barrachina, “las únicas residencias iniciadas y concluidas con fondos del Estado desde que Zapatero es presidente son las de quienes dirigían el departamento social que decidía estas ayudas, Caldera y Valcarce”. Asimismo, el diputado del PP advierte que “el Gobierno deberá responder si es habitual que con el dinero para ONG y voluntariado de ámbito nacional se destinen más de cuatro millones de euros para una residencia de ancianos de ámbito local en Béjar”, según informa Miguel Gil en ÉPOCA.

El propio Caldera, tras abandonar la cartera ministerial, inauguraba hace unos días la ampliación del Hogar Residencia el Buen Pastor, el pasado 14 de septiembre, a pesar de que aún no contaba con la perceptiva autorización de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades (la solicitud llegó un día después de la inauguración del centro). La residencia del pueblo de Caldera recibió 1.000.000 de euros del IRPF en 2005, y 1.115.000 euros anuales de la misma partida en 2006 y otros tantos en 2008. Todas ellas aprobadas mientras Caldera fue ministro. Fuentes parlamentarias destacan que el total de la financiación del Ministerio suponen más de cuatro millones de euros.

La inauguración del diputado

La Prensa local se ha hecho eco de la inauguración de la ampliación del centro, en la que el diputado y ex ministro Caldera descubría la placa conmemorativa en un acto en el que dirigió unas palabras ante el director de la residencia, el delegado del Gobierno, Miguel Alejo, el alcalde socialista Cipriano González, y el párroco de Béjar. No hubo nadie delGobierno de Castilla y León, en la consejería correspondiente fueron avisados dos días antes del evento, pese a que la Comunidad posee en exclusiva las competencias de asistencia social, servicios sociales y desarrollo comunitario, promoción y atención a la infancia y a los mayores.

La historia se remonta al 23 de octubre de 2004, cuando Caldera, seis meses después de asumir el cargo comoministro de Trabajo y Asuntos Sociales, visitaba su pueblo natal al más puro estilo Bienvenido Mr. Marshall. El distinguido bejareño anunciaba financiación delMinisterio para la centenaria residencia que alberga a unas 80 personas. ÉPOCA ha seguido este caciquil episodio desde su inicio hasta hoy. En 2005 ya se informaba desde estas páginas que, cuatro meses después del viaje de Caldera, el entonces director general de Asuntos Sociales, Manuel Porras, hacía lo propio comprometiendo 4,2 millones de euros para su reforma y ampliación, tal y como informaba la Prensa local.

Por si aún alguien tuviera dudas sobre cómo se ha manejado políticamente la actuación de Jesús Caldera, conviene rescatar las declaraciones del secretario provincial del PSOE de Salamanca y procurador Emilio Melero, quien describía los favores del ministro como “donar un millón de euros a la Residencia del Buen Pastor de Béjar”, además de denunciar que la Junta de Castilla y León “mantiene abandonados a nuestros mayores, llegando incluso a saquear su patrimonio personal”.

SIGA LEYENDO EN ÉPOCA.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído