Guerra, de brazos cruzados mientras «agreden personalmente» a Rosa Díez

(PD).- «Me hubiera gustado que el presidente hubiera protegido mis derechos como diputada. Cosa que, lamento mucho, señor Guerra, usted no ha hecho, tolerando una intervención del señor Torres Mora que, espero, pase a los anales del insulto parlamentario». El diputado socialista Torres Mora «injuria y difama gravemente a Rosa Díez con la complicidad de Alfonso Guerra». UPyD está en el punto de mira. Pero la diputada no está dispuesta a «tolerar lecciones de democracia de ninguno de ustedes».

Ha ocurrido en la Comisión Constitucional, presidida por Alfonso Guerra, de este día uno de octubre. Comienza el diputado Torres Mora:

Yo creo que usted no ha sido coherente. En sus experiencias, usted va cambiando, según le conviene en cada momento. Y esta vez, tengo la sensación de que usted trata de echar en su texto muchos argumentos espurios sobre el sistema democrático que tenemos, que me parece bastante valioso y que ha funcionado muy bien durante muchos años.

Yo, señora Díez, le voy a decir una cosa. Hace ya bastantes años, tuve que elegir entre usted y otra persona. Y elegí a la otra persona. Ese día estuve convencido de que lo que hacía estaba bien, pero nunca se lo había podido decir. Elegí a las personas coherentes, y no a las personas que traen proyectos oportunistas, coyunturales, que sólo buscan el beneficio de su partido y que, para buscar el beneficio de su partido, hacen propuestas que hacen daño a los intereses generales de la democracia.

Rosa Díez, acogiéndose al artículo 71 del Reglamento, le contesta: «Tiene un minuto para replicar», le dice Guerra:

El señor Torres Mora me ha agredido personalmente, en una expresión intolerable, desde mi punto de vista, en una Comisión Parlamentaria. No le tolero ni al señor Torres Mora ni a ninguno de ustedes que me den lecciones de democracia, ni de coherencia, ni que nienguen mi crédito personal.

Lamento, presidente, que haya usted permitido que el señor Torres Mora se ensañe personalmente con una diputada que tiene en esta Comisión y en esta Cámara el mismo derecho a expresar sus opiniones, como lo he hecho con todo respeto.

Me hubiera gustado que el presidente hubiera protegido mis derechos como diputada. Cosa que, lamento mucho, señor Guerra, usted no ha hecho, tolerando una intervención del señor Torres Mora que, espero, pase a los anales del insulto parlamentario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído