ETA impondrá una nueva dirección «dura» de Batasuna

(PD).- ETA se está planteando imponer una nueva dirección política a Batasuna, el partido detrás de las marcas electorales autorizadas por el Gobienro para concurrir a las elecciones. La banda asesina quiere imponer una dirección de la “línea dura”, en línea con lo ocurrido en otros momentos históricos. Según la agencia Europa Press, la banda cuenta ya con una docena de nombres, que podrían salir a la luz en unos meses.

Las Fuerzas de Seguridad comenzaron a detectar poco antes del verano movimientos de individuos pertenecientes al entorno político de la organización terrorista ETA con el objeto de reconstruir la dirección de Batasuna, disuelta a través de distintos golpes policiales y decisiones judiciales en el último trimestre del pasado año, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Se trata de una quincena de personas, desconocidas más allá de los círculos abertzales y los Servicios de Información, a los que se considera seguidores de la ‘línea dura’ impuesta por ETA tras la ruptura de la última tregua, contraria a toda negociación y partidaria de seguir con la «lucha armada». Aunque con perfiles diferentes, todos los detectados tienen en común un pasado en distintas organizaciones del MLNV, algunos han sido detenidos por actos de ‘kale borroka’, y son, en su mayoría, menores de 40 años.

Los investigadores han encontrado en sus movimientos una actitud similar a la que utilizan los miembros de ETA en la clandestinidad. Los nuevos responsables de Batasuna evitan las reuniones numerosas —nunca acuden más de tres— y así hacen circular las decisiones y el contenido de los debates. Como los etarras de los comandos, los nuevos responsables de Batasuna adoptan medidas de seguridad para no ser detectados. Para continuar manteniendo su anonimato, adjudican las comparecencias públicas a históricos dirigentes, entre ellos Tasio Erquicia, que ya han mostrado su temor a pagar las «consecuencias» de aparecer como la ‘cara’ de Batasuna.

Los expertos policiales argumentan que esta incipiente Mesa Nacional quiere evitar reuniones que demuestren la existencia de un órgano directivo, como ocurrió con el cónclave celebrado la noche del 4 de octubre de 2007 en Segura (Guipúzcoa), en el que irrumpió la Policía deteniendo a 23 personas por orden del juez Baltasar Garzón.

La lucha dentro de ETA

Las fuentes consultadas sitúan estas maniobras de reconstrucción de la dirección de Batasuna enmedio de la pugna interna que vive el entorno político de ETA y que se ha trasladado desde el propio seno de la banda. En un bando de este enfrentamiento se sitúan los seguidores de ‘Josu Ternera’ y en otro, los que comulgan con la línea de «ofensiva completa contra el Estado» del jefe ‘militar’, ‘Txeroki’.

Ekin, la estructura política de ETA en España, está situando a los afines a la «línea dura» al frente de las distintas organizaciones de la izquierda abertzale, incluida Batasuna, aprovechando el vacío dejado por el encarcelamiento de la mayoría de dirigentes de esta formación, protagonistas del proceso frustrado de diálogo con el Gobierno.

La maniobra de ETA pretende evitar una «brecha» entre ella misma, autodenominada la vanguardia de la izquierda abertzale, y el resto del entramado, en un momento en el que el apoyo de sus bases a la «lucha armada» ha disminuido considerablemente. Además, según las fuentes consultadas por Europa Press, los integrantes de Ekin se han encargado de trasladar a los dirigentes de Batasuna en prisión, y al ya excarcelado Arnaldo Otegi, que han pasado definitivamente a un segundo plano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído