¿Por qué no sale Rodrigo Rato a apuntalar al PP con la que está cayendo en Economía?

(PD).- Rodrigo Rato sigue despertando todo el interés por lo que significa y representa en España, como autor que fue de una muy exitosa política económica, de cuyos réditos disfrutó el gobierno de Zapatero durante la pasada Legislatura; y en el Partido Popular, donde fue postergado por José María Aznar en beneficio de Mariano Rajoy, porque en el centro derecha y en su electorado el ex vicepresidente aún es tratado como un amuleto capaz de invocar una época de mayorías y reformas económicas.

Pero Rato ya solamente puede ser invocado, porque no habla, al menos para los medios de comunicación. Así las cosas, el ex director gerente del FMI pasa los días, sin decir una palabra, amparado en el aura de quien tuvo un despacho en Washington, según El Semanal Digital.

El hoy asesor de lujo de entidades como el Santander, Banco Lazard o Criteria sí se prodiga en charlas y conferencias, «bolos» por los que cobra una media de 65.000 euros, pero se cuida y mucho de compartir sus opiniones sobre la actual coyuntura internacional y doméstica ante la opinión pública en general.

En este sentido, destacan a El Semanal Digital las malas lenguas –que haberlas, haylas, como las meigas-, que Rodrigo Rato declinó responder a las preguntas del suplemento dominical Empresa del diario ABC que este fin de semana elaboró un análisis sobre la crisis con la colaboración de los ex ministros de Economía y Hacienda, Miguel Boyer, Carlos Solchaga y Cristóbal Montoro. Faltó Rato sí, y, al parecer, prefirió guardarse sus esperadas recetas para su próxima lección magistral ante un restringido y selecto público de medio millar de invitados. A cambio, eso sí, de un buen pico.

Un gesto que no pocos han interpretado como un evidente deseo del ex director gerente del FMI de evitar ser centro de polémicas nacionales. Es evidente que Rodrigo Rato no quiere que le carguen el sambenito de estar esperando en la retaguardia una nueva oportunidad para saltar a la arena política y menos ahora cuando son legión en el PP los que consideran que ha perdido su oportunidad de estar al frente de los mandos del más importante observatorio internacional de la crisis financiera. Lo cual, a la postre, a Rato lo habría podido catapultar con fuerza al liderazgo de su siempre añorado Partido Popular.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído